Mención de Honor – Concurso Internacional – Centro Musical, Islas Canarias, España

Javier Ivan Barrios
Un nuevo eje cultural/deportivo/productivo/energético y de esparcimiento. Reconstruir el camino de la ausencia del agua, a partir de trazar un vector, una infraestructura urbana, transitable, caminable, recorrible, que cohesione elementos dispersos con zonas hoy distantes de la ciudad y los incorpore en un nuevo fragmento que conecte, potencie y dispare nuevos usos y relaciones. El antiguo depósito de agua permanece, no se toca, es el vacío, el espacio que evidencia la ausencia, el mismo va a albergar nacimiento y vida del espacio creativo para los músicos de la ciudad
703

Autores: Paralelo Colectivo – Carlos Orruño- Lucía Wainberg – Andoni Azpiroz – Javier Iván Barrios – Rodrigo Ballina – Rodrigo Cardoso – Lucho Del Valle – Valentín Ayala

 

Se podría medir el paso del tiempo en ausencias en lugar de años; la ausencia generalmente entendida bajo un manto de nostalgia, nos introduce en una atmósfera de fragilidad, donde las cosas, los espacios, toman un significado inesperado.

En Arrecife, la ausencia del agua, es sin duda huella tanto física como atemporal y dejó paulatinamente vestigios de lo que fue, fragmentos de la historia, contenedores que un día llenos, hoy se encuentran vacíos, espacios de memoria de un pasado no muy lejano pero distinto.

La idea: reconstruir el camino de la ausencia del agua, a partir de trazar un vector, una infraestructura urbana, transitable, caminable, recorrible, que cohesione elementos dispersos con zonas hoy distantes de la ciudad y los incorpore en un nuevo fragmento que conecte, potencie y dispare nuevos usos y relaciones.
Este trazo, este paseo, lo concebimos abastecido por nuevos programas, usos inéditos para la ciudad, conectando puntos existentes coherentes con la idea de potenciar el corredor, coincidente también con el “eco-eje” en la estructura urbana propuesta desde la planificación de Arrecife.
 

“Hace tiempo que tendríamos que haber cogido la costumbre de desplazarnos libremente, sin que nos costara. Pero no lo hemos hecho: nos hemos quedado donde estábamos; las cosas se han quedado como estaban. No nos hemos preguntado por qué aquello estaba allí y no en otro sitio, porque este es así y no de otro modo… Empezamos a creer que estamos bien donde estamos. Después de todo, se estaba tan bien aquí como enfrente…” George Perec – Especies de espacios.

El antiguo depósito de agua permanece, no se toca, es el vacío, el espacio que evidencia la ausencia, el mismo va a albergar nacimiento y vida del espacio creativo para los músicos de la ciudad. La densidad de ese vacío es tal que se consolida a modo de invernadero, una cubierta totalizante lo protege y debajo, elementos sueltos, volúmenes programáticos se posan con un ritmo que acoplan en una misma composición, las salas que forman parte de la pre-existencia.
El acercamiento al edificio, es la duda, se necesita transitarlo, nunca uno lo hace suyo, hay que conquistarlo mientras se camina.

Se aborda la escala. La adecuada, para la primera sala de conciertos de la ciudad, imagen institucional y a la vez humana. Una percepción desde la calle, otra desde la plaza y la definitiva, desde de la sala.

“Aquello que tiene la talla oportuna es a la vez grande y pequeño, poco y mucho, cerca y lejos, simple y complejo, abierto y cerrado, e incluso siempre está abordado, a la vez, unidad y diversidad.” Aldo Van Eyck

Información de la obra

Comentarios

Cargando comentarios…