7.9.2017

Torre Rothschild

La nueva Torre Rothschild está inspirada en la escala y los principios de diseño Bauhaus de sus vecinos en la Ciudad Blanca de Tel Aviv.

Richard Meier & Partners ha completado su primera torre residencial internacional y su primer proyecto en Israel. La imagen de ligereza y transparencia del edificio es el resultado de una fachada de doble capa compuesta de vidrio claro con una delicada pantalla de persianas blancas inspirada en la ropa tradicional de Oriente Medio y prominentes balcones de esquina derivados de los edificios vecinos de baja a mediana altura. Una gran “ventana urbana” encuadra las vistas occidentales al mar desde las terrazas del ático.

La nueva torre residencial está anclada al bulevar Rothschild, en el corazón de la Ciudad Blanca de Tel Aviv, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El barrio tiene miles de edificios de la Bauhaus diseñados por arquitectos judíos alemanes que comenzaron a inmigrar a Israel antes de la Segunda Guerra Mundial. La ciudad tiene la concentración más grande del mundo de edificios de la Bauhaus, 4.000 en total, fechados sobre todo de 1931 a 1956, pero también abarcando los diseños subsecuentes que fueron construidos como tributo al estilo.

Richard Meier comenta: “Lo bueno del sitio es que está relacionado con toda la ciudad; está relacionado con todos los maravillosos edificios de la década de 1930 y con los edificios históricos de Rothschild Boulevard. Me hace muy feliz estar en esa compañía“.

El Boulevard es un agradable paseo cívico y cultural que atraviesa la Ciudad Blanca bajo una copa urbana de árboles de sombra, y poblado con una vibrante variedad de restaurantes, cafés de la calle y pabellones.

La torre de Rothschild es una torre residencial elegante y simple que descansa levemente sobre una base de comercios. El diseño está inspirado en los principios Bauhaus que se basaron en la funcionalidad y en una cierta escasez o economía de medios utilizando materiales modernos producidos en masa, y en este caso un módulo de planificación repetitiva. Las consideraciones fundamentales que dan forma al diseño de la torre son la calidad de la luz en las plantas, las vistas a la ciudad y al mar, un eficiente montaje de los espacios “servidos” y “de servicio” alrededor del núcleo y la relación del edificio con el tejido existente y la masa en el bulevar Rothschild.

Reynolds Logan, responsable de diseño, comenta: “La torre y todo su contenido están diseñados para reconocer un papel como ciudadano a la ciudad, con gestos a diferentes escalas en la base, en el eje y en la parte superior del edificio. La torre se levanta deliberadamente por encima de la calle con una pared de vidrio ondulante en deferencia a la importancia de la intersección de Rothschild y Allenby. La transparencia y la alta apertura del vestíbulo de la planta baja, el jardín y los espacios comerciales contribuyen a un vibrante paisaje urbano“.

La luminosidad y la transparencia de la torre y la base son los objetivos principales, no sólo para reducir la escala aparente y la masa en el contexto del barrio de baja a mediana altura, o las torres sin escala del área, sino para expresar el optimismo, la apertura y la energía del carácter secular más moderno de Tel Aviv. La delgada pantalla de persianas es un elegante “velo” blanco inspirado en las capas protectoras ventiladas de la ropa más tradicional del Medio Oriente. Ambos definen y oscurecen la distinción entre la imagen pública del edificio y el mundo privado interior. Los elementos de rejilla de la pantalla protegen la delicada piel de vidrio transparente, y tienen precedentes arquitectónicos locales en el omnipresente “treeseem”, las persianas correderas que abarcan los porches al aire libre o los espacios negativos tan comunes en los edificios existentes de la Bauhaus del barrio.

Los espacios del vestíbulo y de la venta al por menor son abiertos a las calles circundantes y a la vecindad. Detrás de la torre se está restaurando una ex-arcada de venta al por menor en su antigua gloria para incrustar firmemente el edificio y sus residentes en el pulso del barrio.

En la escala más grande de la ciudad, la ligereza y transparencia de la torre lo distinguirán dramáticamente entre el vidrio y las pesadas torres vecinas, y quizás inspirarán acercamientos sostenibles a un carácter más “accesible” para los grandes edificios en el futuro.

Nicolas Berggruen, desarrollador y presidente de Berggruen Holdings, comenta: “Richard ha sido un compañero maravilloso para trabajar en múltiples proyectos. En términos de concepto y diseño, encarna el modernismo optimista. Este edificio blanco en la Ciudad Blanca es un gran símbolo para Tel Aviv, y la torre es una contribución arquitectónica importante“.

Visitá el texto original en inglés > http://bit.ly/2vPn0KM

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas