21.3.2017

La séptima habitación

Snøhetta sube a Treehotel y recibe a sus primeros huéspedes en un alto bosque de pinos al norte de Suecia, donde los troncos tricolores se extienden hasta la nueva incorporación del renombrado hotel.

Elevado diez metros sobre el suelo, entre la copa de los árboles, el estudio Snøhetta ha realizado un proyecto que ofrece a sus huéspedes una vista magnífica del río Lule. Con un enfoque en la naturaleza circundante, el diseño cuenta con grandes ventanas, una terraza suspendida en del bosque y un árbol que se extiende a través de la cabina. Los límites entre el interior y el exterior son difusos, haciendo que la cabaña sea parte del bosque.

La séptima habitación es una experiencia que comienza cuando uno se aproxima a la cabaña desde el bosque. La fachada al fondo tiene una superficie de 12 x 8 metros está cubierta con una gran impresión en blanco y negro de los árboles, que llegan hasta el cielo. Una escalera lleva a los huéspedes junto a un pequeño ascensor para el transporte de equipaje.

Doce columnas sostienen el proyecto, reduciendo la carga que soportan los árboles y su impacto en el bosque circundante. Esto da una sensación de altura e ingravidez, así como de estabilidad. Construida como una tradicional cabaña nórdica, la fachada de madera está revestida con tablas de pino. El piso interior está hecho de madera de ceniza, mientras que el contrachapado de abedul se utiliza para las paredes interiores. Con el complemento de la luz y los muebles de madera, el interior brinda un contraste nórdico claro con el exterior oscuro.

La superficie de de 55 metros cuadrados está diseñada para crear un lugar donde vivir. Tiene dos dormitorios, un salón, un cuarto de baño y una amplia terraza, con capacidad para cinco personas. Las diferentes alturas del piso crean un diseño interior eficiente y lúdico. El espacio se extiende en dos niveles con sólo 30 cm de diferencia en altura. El salón está situado en la planta baja, mientras que los dormitorios están en el nivel superior con las camas fijadas al piso.

El diseño pretende acercar la gente y la naturaleza, ampliando los espacios sociales hacia el exterior y fusionando aún más la distinción entre interior y exterior. Al ingresar, uno llega a la sala de estar. Una gran puerta de cristal conduce desde el salón en la terraza. Ampliando el salón, una trama se convierte en una gran oportunidad para acercarse aún más a la naturaleza. Para los valientes, una bolsa de dormir es todo lo que se necesita para disfrutar de la noche bajo el cielo nocturno estrellado. Los huéspedes que duermen en el interior también pueden mirar hacia el cielo, por medio de amplias claraboyas abiertas en ambos dormitorios. Las habitaciones están situadas en lados opuestos de la planta, frente al árbol central y la trama, con grandes puertas corredizas de vidrio.

Con grandes y generosas ventanas en todas las habitaciones, la luz natural es la principal fuente de iluminación. Snøhetta ha colaborado ​​con la empresa de iluminación Ateljé Lyktan, diseñando dos lámparas personalizadas: una de cama, montada en las paredes del dormitorio y una luz suspendida para el salón. Las lámparas son de chapa de abedul, reflejando la luz en un tono cálido en el interior, mientras que el exterior se trata con superficies negras. Las lámparas crean así una solución flexible para las grandes variaciones de la luz del día durante todo el año en el norte.

Visitá el texto original en inglés > http://bit.ly/2n9nxl0

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas