4.5.2018

Tercer lugar en Concurso Plaza de las Carretas: Paisaje de Convivencia

El conjunto de estrategias que organiza el proyecto atienden no solamente a situaciones o problemáticas específicas, sino que se despliegan transversalmente y en conjunto en beneficio del desarrollo sostenible de la intervención y de su esperada trascendencia en el tiempo.

La Plaza de las Carretas se caracteriza por su enclave estratégico dentro del corredor verde de la Ciudad de Campana y por la potencialidad que ello representa: vincular y articular un sector de la trama urbana  de alto valor patrimonial con el borde norte del municipio, sistema de espacios públicos donde conviven servicios de infraestructura y equipamiento urbano, edificios públicos, residenciales y comerciales, la ribera y su costanera.

Articulaciones sostenibles

El conjunto de estrategias que organiza el proyecto atienden no solamente a situaciones o problemáticas específicas, sino que se despliegan transversalmente y en conjunto en beneficio del desarrollo sostenible de la intervención y de su esperada trascendencia en el tiempo. Es así que se plantean operaciones que abordan tanto el entorno natural, como el edilicio y el social, dentro de un marco económico sustentable.

Sobre el entorno natural
recordar lo evidente

Manejo de aguas y adecuación del lecho natural

Las condiciones de anegabilidad solicitan abordajes de escala urbana que involucren el conjunto de la infraestructura sanitaria y de desagües a fin de lograr resultados óptimos y duraderos. La presente intervención plantea un sistema de evacuación de líquidos que colabore con la condición global en el manejo de aguas de lluvia, reduciendo el impacto en red y aliviando su situación particular. Mediante la implementación de un sistema de drenaje geosintético compuesto y la realización de una acequia-canal, se evacúa el agua superficial hasta nivel napa, conduciendo el excedente al canal recolector, que ejecutado en hormigón ciclópeo, garantiza una superficie libre de atascamientos y de rápido escurrimiento. Empleado en modo inverso, funciona como un reservorio permanente de agua, capaz de ser aprovechado para el riego del sector.

El lecho natural recibe un tratamiento topográfico que reutiliza el remanente de tierra producto de las excavaciones de canalización, permitiendo crear barreras de contención que delimitan lagunas secas, que en caso de precipitaciones copiosas, contienen el agua hasta su evacuación.

Especies existentes y nuevas especies nativas

La convivencia de especies fortalece el paisaje natural y fomenta un ecosistema de amplia biodiversidad, rico en interrelaciones y de adecuada evolución temporal. Por ello, y con el objeto de restaurar el paisaje nativo, el incremento de arbolado se realiza con ejemplares autóctonos y característicos de la selva marginal. Si bien este tipo de comunidad vegetal es muy complejo y diverso, se han seleccionado aquellos especímenes considerados más adecuados prestando especial atención a su crecimiento y cuidado, a sus coacciones con la flora y con la fauna y a la coloración de su follaje y floración.

La evolución incremental en el tiempo, conduce a un enriquecimiento paulatino de la biodiversidad del parque al nutrir la biota del área.

El manto verde constituye una Senda Natural que actúa como sistema de espacios  diversos que promueven el mix y la simultaneidad de usos e interactúan con los edificios públicos circundantes.

La maximización del espacio abierto  permeable destina lugares para actividades recreacionales bajo la sombra de la arboleda existente, pequeños sitios ajardinados, áreas para el esparcimiento y la práctica deportiva y praderas de crecimiento espontáneo, que recuperan e incorporan variedades originarias al pool de semillas de la zona, promoviendo la experiencia del paisaje nativo.  Su bajo nivel de mantenimiento, reduce el aporte de materia y energía al ampliar el período de corte y resiembra y reducir los consumos de agua.

La vegetación propuesta es responsable de generar condiciones de confort óptimas para los usuarios y visitantes del parque al neutralizar las radiaciones solares en verano y permitir el paso del calor beneficioso en el invierno. A la vez, delimitan y relacionan ámbitos diversos  en un contexto de alta calidad espacial y ambiental.

Las estrategias del manejo paisajístico persiguen un resultado integrador, capaz de satisfacer las demandas inmediatas y las periféricas, al tratarse de un eslabón más dentro de la cadena de espacios verdes que recorren el norte de la Ciudad de Campana.

Sobre el entorno edilicio
sembrar evidencias

Bordes. Consolidación y caracterización

A través de dos elementos  diferenciados se establece la relación del parque con su contexto inmediato.  Por un lado, la Senda de la Acequia, integrada por circuito aeróbico, paseo peatonal y  ciclovía, que vinculados al canal recolector constituyen una pieza de gran valor paisajístico que orienta la movilidad peatonal y ciclística pasante, delimitando el margen superior del parque y erigiéndose como conector específico en el marco de futuras intervenciones que vinculen el corredor  verde.

En el extremo sur de la plaza,  la Senda de la Convivencia, que al igual que la Senda Natural articula un sistema de espacios y expansiones que participan  a los edificios vecinos de la vida del espacio público. Sectores de juegos infantiles y juegos de aventura, áreas destinados al encuentro de adolescentes y jóvenes adultos con mesas de ping pong y aro de baloncesto, espacios con equipamiento para adultos mayores, estacionamientos para bicicletas y puntos de recolección y reciclaje de residuos.

Una piel metálica resuelve su vínculo con la existencia dada y constituye la nueva fachada de la Plaza de la Carretas. De perfiles de chapa plegada microperforada, se adosa o reemplaza a las medianeras existentes, facilitando su apertura y estableciendo un arco de efectos visuales, claroscuros, transparencias y texturas que expanden sus límites físicos. De ancho variable,  contiene una variedad de juegos hápticos y actúa como soporte vegetal de plantas trepadoras. Su acabado oxidado, genera una fuerte presencia dentro de la propuesta, completando un elemento singular e identificador que interactúa suavemente pero con pregnancia con el entorno patrimonial.

Esta misma piel alberga, en el acceso Beruti, el espacio destinado al Edificio Comunitario, que vinculado al Playón Multiuso, propone un extenso abanico de usos: reuniones comunales, celebraciones, talleres,  actividades educativas, sociales y culturales. Su diseño pasivo y de accesibilidad universal contempla ventilaciones cruzadas, techo verde, protección de la radiación solar directa y utilización de energías renovables, encuadrándose dentro de las estrategias de optimización de recursos energéticos y pleno acceso propios de este  parque contemporáneo. Se reserva también un área específica para el desarrollo de un Huerto y Jardín Comunitario, espacio destinado a la práctica de la agricultura comunitaria, que como recurso compartido, teje fuertes lazos sociales a través del desarrollo de  vínculos saludables, didácticos y de esparcimiento.

Los solados, de pavimento articulado, intertrabado y semiabsorbente, han sido proyectados en tonos complementarios que dialogan con las históricas veredas de lacrillos del barrio. De junta abierta, colaboran en el rápido escurriemiento de aguas, conduciendo al sistema de dranjes el volumen de líquidos remanentes.

Mientras la Senda de la Acequia privilegia el tránsito pasante con trazados de recorridos directos, la Senda de la Convivencia invita al paseo y la contemplación, atravesando diversas situaciones que narran la actividad de la plaza entre canteros y arbolados que insertos como pequeños contrapuntos, conducen el itinerario.

Restricción vehicular y peatonalización total del área

Con el objeto de promover un entorno libre de automóviles, proteger e incrementar  la calidad ambiental y habitacional del área, se establecen con primacía sendas y circuitos peatonales o ciclísticos.  El acceso desde French, actúa como calle de convivencia con prioridad peatonal y acceso restringido a los habitantes del Barrio Inglés, para tareas de mantenimiento o situaciones de emergencia.

Puesta en valor patrimonial

Considerando el alto valor patrimonial del Barrio Inglés y de la infraestructura ferroviaria y portuaria vecina, se recurre a materiales afines y compatibles con lo existente, de bajo costo de mantenimiento y noble envejecimiento, que resalten el valor del entorno salvaguardando el impacto ambiental.

Del mismo modo, el patrimonio natural es preservado y  realzado con las especies nativas mencionadas. Su convivencia con el entorno edilicio constituye la amalgama deseada entre naturaleza y artificio, equilibrio que potencia la vida cívica,  desde el paisaje para los ciudadanos.

Sobre el entorno social
construir convivencia

Edificio y Huerto Comunitario

Entendido como centro social expandido a la Senda Natural, este edificio funciona como un elemento vital dentro del ecosistema Plaza de las Carretas. Epicentro de actividades, puede realizarse como primer nodo de la nueva fachada, permitiendo etapabilizar la apertura del SUM y la Escuela para una segunda instancia.

Apertura de los Edificios Públicos

La vinculación de los edificios al parque a través de  la Senda  de la Convivencia revitalizan por igual a ambas partes, expandiendo su posibilidad de usos al hacerlos partícipes del espacio público.  El aporte de esta intervención a la totalidad de la propuesta es invaluable, al dotar de equipamiento público a la Plaza de las Carretas, y de un parque contemporáneo a la Escuela D.F.Sarmiento y su correspondiente SUM.

Sistema de Espacios Multiuso

La interacción simultánea de los ciudadanos es en definitiva el principal valor que al que puede aspirar la intervención. Garantizar la multiplicidad sincrónica de usos en un ambiente de alta calidad ambiental, paisajística y patrimonial propicia la interacción personal, con la naturaleza y con el espacio público. Estimula un ámbito de diversidad cultural y social. Vivo y vivible, verdadero paisaje de convivencia.

Etapabilidad y Modelo de Gestión

El proyecto ha sido desarrollado contemplando el empleo de materiales de uso estandarizado, de bajo costo, mínimo mantenimiento, máximo rendimiento energético y encuadrándose dentro de los valores presupuestarios establecidos. No obstante ello, y atendiendo a las complejidades propias de una intervención de  esta envergadura, la presente propuesta puede planificarse en cuatro etapas que faciliten y proyecten su evolución de una manera sostenible.

Etapa 1: Movimiento de suelos, nivelación de terreno , canalización a cielo abierto y desarrollo del sistema de drenajes.
Etapa 2: Accesos, Senda de la Acequia, Senda de la Convivencia y consolidación de terreno en calle Alsina
Etapa 3: Senda Natural (optimizando el excedente de tierra generado en las etapas 1 y 2), puesta en valor de la vegetación existente y nueva vegetación nativa.
Etapa 4: Edificio y Huerto Comunitario, en una primera instancia, y apertura de edificios públicos, para completar la totalidad de la propuesta.

Inaugurado el parque, aprovechando la presencia del edifico comunitario y el estrecho vínculo con los edificios públicos y residenciales lindantes, es propicio considerar sistemas de gestión participativa que involucren a todos los actores y organismos municipales correspondientes, para que en forma mancomunada lleven adelante el manejo administrativo del la Plaza de las Carretas, reforzando el sentido de pertenencia sobre esta pieza urbana.

Paisaje latente

El paisaje, entendido como elemento urbano, amplía el campo de acción proyectual, no solo como teatro natural de operaciones, sino también como territorio activo capaz de afectar positivamente los modos de habitar mediante el fortalecimiento o la producción de nuevos ecosistemas.

La simultaneidad de variadas y complejas realidades es una norma urbana, la nueva Plaza de las Carretas es una posibilidad de generar un paisaje de convivencia a través del enriquecimiento de la  vida comunitaria y la puesta en valor del patrimonio existente,  favoreciendo la consolidación plural y amplia  de la memoria colectiva y del sentido de pertenencia al preservar, afianzar y enriquecer el espacio publico haciendo explícitas algunas intenciones y conexiones latentes que lo vinculen efectivamente con su contexto.

Un parque contemporáneo y situado que destaca el patrimonio, natural, artificial y social, con equipamiento urbano y actividades comunitarias participativas, eslabón de la cadena verde, espacio público de la Ciudad de Campana.  Son estas conexiones las que promueven ámbitos satisfactorios para los ciudadanos, la ciudad y su entorno natural, y este tipo de iniciativas las que intentan hacerlas efectivas.

 

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas