10.8.2015

La Casa Negra

El propietario es un exitoso hombre de negocios esloveno, que pasa parte de su tiempo libre en el campo. La propiedad está situada junto a los límites de un pequeño pueblo, en la cima de una colina. Consta de tierras para cultivo, un bosque, una construcción residencial, un granero, un pabellón apiario y un pabellón de madera.

El cliente decidió sustituir el granero existente por un nuevo edificio, de múltiples funciones, tales como dispensar miel; clasificación, manipulación y secado de la fruta; almacenamiento de los cultivos y las herramientas. La amplia planta baja, está pensada como un lugar de encuentro para recibir socios extranjeros y celebrar eventos familiares.

Aunque la idea del cliente del funcionamiento de la casa-granero parecía polémica al principio, sin embargo, reveló un gran potencial arquetípico.

La construcción tiene un sótano semi-enterrado, una planta baja y un ático. El basamento de la construcción tiene columnas en las esquinas, lo que permite grandes espacios unificados en la planta baja y en el ático. La construcción es de hormigón armado con cubierta de acero. El sótano, está diseñado para distribuir y almacenar miel y la fruta, herramientas y elementos similares. Cuenta con una bomba de calor para la calefacción y la refrigeración del edificio, así como sanitarios con sauna.

La planta baja del edificio permanece casi vacía. Tiene una cocina abierta, una chimenea, el hall de entrada y una escalera que conecta las tres plantas. La planta baja tiene fachadas acristaladas con puertas corredizas que pueden ser abiertas, y conectar la planta baja con el medio natural o el patio trasero.

El primer piso también está prácticamente vacío. En el verano, el gran espacio está destinado a diversas tareas de la granja, mientras que en el invierno se utiliza como sala de billar y gimnasio. Cuenta con un dormitorio pequeño para invitados con sanitarios.

Las dimensiones, la apariencia, el color y la lógica de las divisiones interiores se basan en la tradición de los pesebres. La fachada oscura permite una integración discreta de la cubierta fotovoltaica con el volumen básico del edificio. El interior está revestido con paneles de madera de fresno, que da la impresión de que está hecho de una sola pieza de madera ahuecada. El mobiliario es sencillo y acentúa las líneas puras de los espacios.

A pesar de que el edificio está destinado a las actividades agrícolas de la granja, conserva una cierta elegancia. El propietario busca expresar una actitud de respeto hacia el patrimonio cultural esloveno y la tradición constructiva y arquitectónica. La construcción audaz de grandes luces también da a este nuevo edificio un aire de nobleza, en armonía con el paisaje.

Visitá el texto original en inglés > http://bit.ly/1ITwfUF

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas