3.8.2015

Montforthaus

El Montforthaus es un nuevo centro cultural polivalente para el pueblo de Feldkirch y la región. Es lo suficientemente versátil como para albergar convenciones, bailes, ferias, conciertos de música clásica, música pop y obras de teatro.

El Montforthaus está implantado en armonía con el casco urbano histórico de la antigua ciudad medieval de Feldkirch. Mientras que su articulación formal es moderna, su materialidad se basa en el mármol Jura tradicional de la región, creándose una dialéctica entre ambos. El edificio conduce a los visitantes a un paisaje de cuatro pisos de vestíbulos y galerías abiertas, bajo un techo acristalado, iluminado de forma natural.

Con su fachada transparente, el Montforthaus conduce a los transeúntes a ingresar, directamente al hall de 15 metros de altura. El flujo continuo del espacio, desde el exterior hacia el interior y las paredes totalmente acristaladas del vestíbulo, contribuyen a generar la sensación de un espacio interior que se expande. Una amplia escalera escultórica, lleva a los visitantes desde la entrada a los distintos niveles de la galería, al pequeño auditorio, salas de reuniones y de allí, a la terraza.

La continuidad espacial que se extiende en toda la altura del edificio, con sus galerías y conexiones visuales, es especialmente adecuada para grandes eventos. Espacios polivalentes pueden ser abiertos o cerrados, según sea necesario, para adaptarse a una amplia gama de necesidades. El nuevo edificio público proporciona un total de 12.700 m² de superficie. Los elementos funcionales del edificio se distribuyen alrededor del vestíbulo y pueden ser unidos o separados según se requiera. La amplia zona del vestíbulo forma una espaciosa entrada a la gran sala de conciertos. Las pequeñas y grandes salas de conciertos, así como los espacios de usos múltiples, se articulan como un volumen orgánico, dando la forma de que se puede visualizar desde el exterior.

El objetivo de crear un espacio acústico en el Montforthaus, ofrece tanto a los músicos que tocan en la orquesta como al público, una experiencia auditiva comparable a la de una sala filarmónica. El tiempo de reverberación puede optimizarse para satisfacer los requisitos específicos de cada caso. Al igual que con la acústica, los diseñadores tuvieron que encontrar un equilibrio entre las diferentes demandas de conciertos, convenciones, etc. Cada uno de estos diferentes tipos de eventos se refieren a aspectos que tienen requisitos técnicos distintos y, a veces, contradictorios. Como consecuencia, ciertos elementos de construcción fueron diseñados para ser multi-funcionales desde el principio. El deseo de ser capaz de lograr cambios de escena rápidos, parecían a primera vista imposibles, dadas las limitaciones en altura de construcción del plan urbano.

La iluminación de la oficina de diseño LDE Belzner Holmes, que se especializa en la iluminación arquitectónica, diseñó un esquema de iluminación que complementa la idea subyacente arquitectónica en el edificio. La iluminación artificial del interior, aumenta la luz incidente desde el generoso acristalamiento del techo, para crear un sentido de la iluminación natural uniforme en todo el vestíbulo. La pieza central del vestíbulo es una interpretación moderna de una lámpara de araña, con una forma que recuerda e ilumina la forma triangular orgánica, de la cubierta acristalada del vestíbulo. Al igual que las otras luces en las zonas comunes del edificio, la temperatura de la luz también se puede adaptar para adaptarse a la respectiva ocasión.

El patrón vertical de la fachada de piedra natural, de piedra caliza Jura, subraya la forma escultórica del edificio, sin necesidad de tramos curvos y otorga al edificio un aire de elegancia. La fachada de piedra caliza del Jura, compuesta por 30 cm de ancho, 4 cm de espesor y, a veces más de 200 cm de largo que colgaban paneles de piedra, tiene una superficie total de 2150 m². Los bordes de los paneles verticales, se superponen, obviando la necesidad de costuras entre los paneles abiertos.

El Montforthaus ha sido planeado de acuerdo con los conceptos “Green and Smart Building”. Durante todas las etapas del proceso de diseño, se estudiaron los servicios técnicos y la física de la construcción. El concepto de ciclo de vida integral, reduce tanto la inversión, como los gastos de funcionamiento. Recubrimientos, pinturas y materiales de aislamiento, así como los materiales de fachada, fueron seleccionados y utilizados de acuerdo con criterios medioambientales. Plazas de estacionamiento para bicicletas eléctricas y estaciones de carga para vehículos eléctricos complementan las credenciales de sostenibilidad del edificio. El Montforthaus se ajusta a la eficiencia energética clase A. Ha sido galardonado con la certificación ambiental de Austria.

Visitá el texto original en inglés > http://bit.ly/1g11ZA8

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas