3.12.2014

Centro Comunitario para la Cosecha de Agua y la Agroforestería

La construcción de un Centro para la Cosecha del Agua y la Agroforestería en la comunidad wichi de Fwichuk Lhase (Formosa, Argentina), busca restablecer el equilibrio de las poblaciones rurales con el monte, representando una estrategia capaz de contribuir a la superación de una de las principales carencias del bosque chaqueño en su región seca: la falta de agua y las consecuencias que representa para el desempeño de sus habitantes.

El Chaco es una de las regiones más biodiversas de Latinoamérica. Si bien sus bosques son abundantes en recursos, sus pobladores viven condicionados por una escasez motivada en la modificación de sus territorios (avance de las fronteras agrícolas, especulación sobre tierras, etc), y las limitaciones que estos imponen sobre sus tradicionales desplazamientos en busca de aguadas, pasturas y recursos naturales.

Dentro de este marco, se plantea el desarrollo de un sistema para la cosecha del agua de lluvia, capaz de servir como prototipo de experimentación y transferencia de conocimiento en el manejo de este recurso para su uso en la agricultura y la forestación. Estará formado por una superficie de captación apta para el cultivo (Huerta Comunitaria), desde donde se conducirá por escurrimiento hacia un estanque de almacenamiento (Tajamar Pulmón). Desde allí el agua es bombeada hacia un Tanque de Reserva elevado, de manera de poder abastecer al sistema por presión natural mediante riego por goteo durante las épocas de sequía. El proyecto representa una oportunidad productiva auto-suficiente capaz de almacenar agua durante las temporadas de lluvias estivales, para su posterior uso en la agricultura durante las estaciones de escasez en invierno.

Contexto
La región seca del bosque chaqueño es un lugar de difícil acceso al agua, debido a que carece de manantiales, sus napas freáticas se encuentran a gran profundidad y tiene insuficientes cuerpos de agua superficiales. Sus lluvias se encuentran concentradas en los meses de verano, escaseando durante la mayor parte del año. La implementación de un proyecto orientado a la cosecha de agua, pretende cubrir esta necesidad para su utilización en la agricultura y la forestación. El proyecto presentado surge como una plataforma para las prácticas apropiadas a una región caracterizada por la escasez de este medio, en donde el agua surge como el bien más preciado y motor de desarrollo para el asentamiento humano. La propuesta se desarrollará en la comunidad wichi de Fwichuk Lhase (Lote 8, Formosa), dentro del Parque Chaqueño Semiárido. Actualmente, el agua es extraída de napas subterráneas a gran profundidad mediante un sistema de bombeo en base a combustible, generando un alto impacto en el uso de energías no renovables. La misma es almacenada en un tanque municipal y distribuida en la población mediante camiones, teniendo cada familia una ración limitada que solo alcanza para el consumo doméstico, quedando la agricultura y la cría de animales relegada a un plano secundario difícil de desarrollar mediante este procedimiento de extracción y distribución limitado.

Investigación
La innovación puede ser mucho más compleja que la elección de tecnologías industrializadas. Muchas veces, las mismas se producen a un alto costo energético, y su transporte a regiones rurales aisladas supone un impacto indirecto en el consumo de combustibles, recursos logísticos y energías no-renovables. El resultado de siglos de entendimiento de una cultura con los recursos naturales de su medio, puede suponer una oportunidad de alta complejidad si podemos adaptarla en la forma de tecnologías aplicadas a la construcción sustentable de un Centro orientado a la Cosecha del Agua y la Producción Agrícola. Un programa de alta prioridad necesario para la transmisión de conocimientos y el desarrollo de experiencias que permitan a las comunidades capacitarse en el manejo del bosque y el aprovechamiento de sus recursos, el manejo racional del agua de lluvia para riego, la agricultura y la construcción natural sustentable. Nuestro proyecto surge del folclore local y el carácter sagrado de las aguadas en la cultura de los pueblos originarios. Buscamos recrear las condiciones silvestres del bosque, a partir del diseño de un paisaje productivo que respeta su morfología, adaptándonos al mismo sin imposiciones. De esta manera, el edificio surge a través de la observación y la interacción con los pobladores a través de numerosos viajes de campo. Conviviendo en sus viviendas, descubrimos las propiedades térmicas del adobe y su inigualable eficiencia para los rigurosos climas de la región. Caminando el bosque, descubrimos su equilibrio y como las aguadas naturales se conservan por más tiempo que las artificiales intervenciones del hombre. El proyecto se basa de esta manera, en el empleo de tecnologías apropiadas a los sistemas constructivos de la tradición local, y su inserción respetuosa dentro del bosque para obtención de sus beneficios y bondades.

Materia
Se emplearán materiales y tecnologías apropiadas, adaptadas a las necesidades de un programa orientado a la autosuficiencia energética y productiva. Los sistemas de captación de agua y la construcción del Centro respetarán la morfología del bosque, contando con un área de forestación para el abastecimiento de maderas para la construcción. Se usarán especies nativas para la estructura, y adobe para sus cerramientos. Contará con un sobre-techo para la regulación térmica y la recolección de agua de lluvia. El aclimatamiento se generará a partir de técnicas pasivas de asoleamiento y ventilación, los sistemas mecánicos de bombeo serán manuales y las energías a partir de paneles solares. El Centro no empleará combustibles fósiles y su funcionamiento se resolverá en el ámbito de los recursos locales. La utilización de técnicas tradicionales, permitirá garantizar la autoconstrucción del centro empleando recursos y mano de obra local como forma de empoderamiento, capacitación y transferencia de conocimiento a futuras generaciones. Los materiales utilizados contemplarán la durabilidad reduciendo los costos de mantenimiento, de manera de garantizar una obra que perdure en el tiempo. Su capacidad de adaptarse a distintas escalas, permitirá que la experiencia se transfiera en el ámbito doméstico de la comunidad, o en la proporción urbana de las poblaciones vecinas.

Sistema
Si bien el proyecto surge para ser implementado en la pequeña escala de una comunidad rural, su capacidad de adaptarse a distintas formatos y contextos desde lo doméstico a lo urbano, le brindan la posibilidad de replicarse fortaleciendo el desarrollo y arraigo de las comunidades con su territorio. El funcionamiento del Centro estará orientado a la capacitación en el manejo de los recursos locales con fines productivos (agricultura y piscicultura), cosecha del agua (en Tajamares y sistemas de captación por techos) y culturales (talleres de capacitación), contribuyendo a la difusión de estos principios en el ámbito de las poblaciones rurales de la región. Con un promedio anual de 600 mm de lluvias concentradas en los meses de verano, nuestra superficie de captación productiva de 5000 m² nos permitirá una capacidad de almacenamiento de 1.912.500 litros anuales: Captación y pérdida por escurrimiento: 5.000m² (superficie de captación y agricultura) x 0.6 m (precipitación anual) x 0.75 (75 % eficiencia promedio de captación) = 2.250 m3 de agua de lluvia Almacenamiento y pérdida por evaporación: 2.250 m3 – 337,5m3 (perdida 15 % evaporación) = 1912,5 m3 1912,5 m3 x 1.000 litros (cantidad de litros x m3) = 1.912.500 litros anuales de agua de lluvia Según datos del INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), 100m² de huerta alcanzarían para abastecer a una familia promedio. Con 5000m² de superficie de captación apta para la agricultura, el proyecto podría suministrar a unas 50 familias. A su vez, la superficie del Tajamar calculada en el 25% de la cosecha anual de agua, nos brindaría un estanque de 500m3 de agua apta para la aquacultura. En ella se cosecharán especies vegetales acuáticas de alto valor nutritivo, y tendrá una capacidad para la cría de unos 420 peces (400kg): 350m² (superficie estanque con 1.5 metros de profundidad) x 1,2 (peces por m²) = 420 peces 420 peces x 1.3 kg (peso promedio) = 546 kg

Vínculos
El presente trabajo busca abordar las prácticas constructivas de los saberes campesinos, superando la condición objetual de estas estructuras para asignarles una escala social más amplia, capaz de vincular el espacio habitable en relación al paisaje geográfico, sus lógicas de apropiación productiva, las tecnologías adaptadas a los recursos disponibles y los aspectos simbólicos que la insertan dentro de una trama de significaciones culturales. El funcionamiento del Centro Comunitario estará orientado a la capacitación en el manejo de los recursos locales con fines productivos (agricultura y piscicultura), cosecha del agua (Tajamares y sistemas de captación por techos) y culturales (talleres de capacitación), contribuyendo a la difusión de estos principios en el ámbito de las comunidades rurales del territorio.

Esta obra fue seleccionada en la sección temática “Sustentabilidad física y social” BIA-AR

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Abrir la barra de herramientas