10.7.2017

Red de Educación en la Provincia de Santa Fe

Dos resoluciones proyectuales bien determinadas caracterizan los proyectos de las escuelas, concebidas a partir del concepto de mat-building.

La primera explícita, icónica, la fachada, cara y puerta al barrio, materializada a través del porche de ingreso amplio transparente, “umbral” de pertenencia simultánea a la ciudad y a la escuela. En este porche uno ya está en la escuela pero todavía no ha dejado el espacio público de la ciudad.

Siempre a continuación de la fachada lineal, horizontal, blanca y transparente se contrapone un elemento vertical, el tótem que, como un campanario, se establece como signo de identificación, mojón en el territorio, visible desde la distancia a la manera que lo hicieran “el campanile” o “el minarete”. Este elemento vertical está siempre unido al porche transparente del ingreso convirtiéndose conjuntamente en “el umbral” entre la escuela y el barrio.

Contexto
Con más de 3,2 millones de habitantes, la provincia de Santa Fe se caracteriza por una importante diversidad natural y cultural. Su rasgo constante es la llanura, estructurada a partir de un frente fluvial oriental de 850 km sobre el río Paraná.

Comprender tal diversidad implicó dividir los 132.638 km2 de superficie en cinco regiones, estableciendo una escala intermedia de pertenencia para los 51 municipios y 312 comunas que la integran, como una nueva forma de entender y abordar el territorio. Esto permitió organizar las políticas públicas de manera descentralizada y superar los desequilibrios territoriales, repartiendo por igual infraestructuras y equipamientos y creando un nuevo corredor norte-sur en el oeste, complementario al eje más importante, en el este que, procedente de Buenos Aires, atraviesa Rosario y Santa Fe y continúa paralelo al río Paraná hacia el norte.

En términos materiales, implica la distribución justa de los edificios educativos a lo largo y ancho del territorio, con criterio de equilibrio territorial y accesibilidad de la población. Es decir igualdad de oportunidades para el ejercicio de los derechos ciudadanos. La estrategia se complementa con la aplicación de un concepto arquitectónico integral basado en sistemas proyectuales tipológicos, para ajustar el conjunto de intervenciones a los plazos de gestión manteniendo a su vez rasgos identitarios comunes.

Materia
La materialidad aplicada en todos los proyectos desarrollados dentro del sistema proyectual tipológico para las escuelas, es una de los características proyectuales que le dan sentido de unidad al sistema, explicitándolas a partir de una resolución tecnológica común en términos de infraestructuras, equipamientos y terminaciones, que garanticen calidad espacial más allá de las diferencias territoriales y una adecuación particularizada al sitio de implantación, que es único e irrepetible.

Desde el punto de vista del lenguaje, se trata de una arquitectura depuradamente abstracta, hecha de luz, transparencias y reflejos, caracterizando los espacios de uso más público –como el SUM, la biblioteca, el gimnasio o los talleres- con una doble altura respecto de los espacios más domésticos de las aulas y la vida administrativa de la escuela. La presencia de la luz natural es una constante que cualifica cada espacio, filtrada a través de fachadas, lucernarios y secuencias de patios interiores controlados.

Las pieles y dispositivos de fachada se sintetizan en el uso del vidrio, aluminio y hormigón, entre otros materiales nobles, generando relaciones de continuidad y una imagen neutra y sobria que manifiesta unidad de sentido en cada una de las respuestas particulares.

Los materiales han sido seleccionados pensando en su mantenimiento pero también por su impacto ambiental controlado: vidrio por su alta reciclabilidad; aluminio por su alta durabilidad; hormigón por su bajo contenido energético, alta durabilidad y por ser químicamente poco agresivo.
Los patios son proyectados con árboles o plantas y, según la ubicación dentro de la provincia, se incorporan toldos móviles que protejan del sol extremo y aleros a modo de parasol; todos elementos de control climáticos definidos por las condiciones del lugar.

Sistema
El sistema de las escuelas parte de la relación entre el aula y el patio. Esta relación básica y esencial de la sala y el patio, con los corredores, se organiza en un núcleo duro sobre una trama. Alrededor de este núcleo duro se sitúan espacios de mayor tamaño y acceso más público, como las salas de usos múltiples (SUM), la biblioteca y otros espacios como salas de ordenadores o talleres, que configuran un sector de acceso directo para la comunidad. Toda esta crujía perimetral se complementa con un gran patio de deportes y un gimnasio. Las crujías perimetrales, en torno al núcleo duro de las aulas, permiten que cada escuela se adapte a perímetros distintos.

El sistema horizontal de las escuelas, como un mat-building relleno de patios, en el que emergen los volúmenes a doble altura de los espacios colectivos, se contrapunta siempre con un elemento vertical, el tótem que, como un campanario, se establece como signo de identificación, albergando el necesario depósito de agua.

Por lo tanto, se trata de un sistema arquitectónico, que recoge tanto la tradición moderna de la arquitectura en torno a patios, como la tradición de los “mat-buildings”.

Vínculos
La metáfora fundante de la nueva escuela es la idea de escuela abierta. Esto encuentra su primera expresión en el porche de ingreso junto al totem. Este lugar para nosotros es “el umbral” o “el zaguán”, ese lugar que pertenece simultáneamente a los dos mundos. Es al mismo tiempo todavía ciudad y ya es escuela. Planteamos la integración entre escuela y ciudad, esta idea de escuela abierta tiene también concreción a nivel espacial y funcional, saber que la educación necesita de muchos “otros” nos lleva a abrir las puertas al barrio. Así, nuestros gimnasios, bibliotecas y salones son para todos, dando respuesta a la necesidad de ocupación del tiempo libre de jóvenes y adultos de la comunidad. Son espacios para hacer que el deporte, el libro, el arte, el acto solemne o el festejo barrial, borren las barreras entre “los de adentro” y “los de afuera” haciendo realidad la posibilidad de “vivir juntos”.

Investigación
Frente a un territorio tan extenso como el de la Provincia de Santa Fe, una de las respuestas que la Unidad de Proyectos propuso fue la aplicación de los sistemas proyectuales tipológicos. De esa manera, da respuesta a la amplia demanda programática. Se trata de dispositivos con una importante presencia territorial, como lo son los centros de salud, los nuevos hospitales, la vivienda y las escuelas. Al iniciar la tarea la premisa fue inscribir las obras proyectadas con un lenguaje común; pero también se establecieron niveles comunes de infraestructuras, equipamientos y calidades, sin desatender diversidades funcionales y adaptabilidad al lugar.

La utilización de sistemas proyectuales tipológicos refuerza el concepto de arquitectura pública, ya que esta concepción arquitectónica contribuye a formar una imagen institucional de la Provincia entre los ciudadanos, a través edificios reconocibles en sus múltiples ubicaciones y variantes. “La noción de sistemas proyectuales tipológicos supera la idea del prototipo. Con esta noción se plantean proyectos que son conceptualmente sistemas abiertos, adaptables y configurables a distintos programas, escalas, terrenos y orientaciones; es decir, siempre siguen siendo arquitectónicamente el mismo proyecto con diferentes soluciones específicas”.

Se sustentan en el desarrollo de un concepto adaptable basado en la ubicación, movimiento y crecimiento de módulos funcionales, reglados por pautas proyectuales que establecen relaciones de las partes y definen la manera de situarse en la estructura más compleja del sitio. Este sistema formula eficientemente diferentes resultados, toda la gama de edificios educativos: jardines de infantes, escuelas primarias, secundarias, técnicas e institutos.

Metafóricamente hablando, el sistema proyectual tipológico es como si se hubiese diseñado un juego, como puede ser el ajedrez. Primero se diseñó el tablero, que es la grilla modular que plantea la distribución funcional de las distintas piezas; luego, las distintas piezas, todas dentro de un módulo. Y luego las organizamos en el terreno. La partida, o sea el proyecto que se juega cada vez en cada sitio es única, irrepetible, singular; como lo es el propio sitio y los usuarios de ese espacio público.

El sistema responde a una demanda provincial distribuida en una extensa superficie de 132.638km2 que necesita, para mantener unidad de gestión, la capacidad de disponer de una modalidad abierta, capaz de dar respuestas en toda su extensión y en un tiempo acotado.

Esta obra fue premiada en la categoría “Políticas de oficio, tradición e innovación”

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas