29.6.2016

Apuntes de una Bienal en curso

En el marco de la presente edición de la Bienal de Venecia, el pabellón uruguayo invitó a la comunidad arquitectónica internacional a la reflexión sobre el sentido original de la arquitectura.

Durante el 25, 26 y 27 de Mayo se llevó adelante la presentación de las muestras nacionales e internacionales de la Bienal de Arquitectura de Venecia que el 28 abrió sus puertas al público general hasta fines de Noviembre. “Reportando desde el frente” fue la convocatoria del Curador General Alejandro Aravena que en su desarrollo invitaba a presentar trabajos que hubieran sido capaces de transformar la adversidad en creatividad abriendo nuevos registros para la arquitectura.

Apoyado en un trabajo realizado por invitación del estudio suizo Diener & Diener para la pasada Bienal de Arquitectura de Venecia de 2012 y luego expuesto en varias ciudades de Europa (http://commonpavilions.com/pavilion-uruguay.html) se presentó al Pabellón de Uruguay como una metáfora de “la cruz del sur en el cielo estelar de las Bienales de Arquitectura de Venecia”. En este contexto se intentó aportar a la Bienal el “reporte” de quienes dependen de la arquitectura para sobrevivir y en ellos simbolizar a los postergados de la atención disciplinar.

Como desencadenante de la reflexión se recurrió a dos episodios protagonizados por jóvenes uruguayos que en forma casi contemporánea debieron vencer las adversidades de la ciudad y de la naturaleza para sobrevivir. Por un lado los Tupamaros y la invención de un “afuera” en el vientre mismo de la ciudad teniendo como única herramienta de construcción su capacidad organizativa de un pequeño colectivo y una lectura inédita de Montevideo. Por el otro los sobrevivientes del accidente aéreo en los Andes que lograron superar la adversidad más extrema  construyendo un “cobijo” en la nada, un “adentro” en la exterioridad más ajena que un uruguayo pueda imaginar utilizando como único recurso su creatividad y fortaleza espiritual.

Los escasos recursos puestos en juego para la materialización de esta idea se utilizaron en la elaboración de un libro catálogo en el que se invitó a reflexionar sobre estos temas a Gabriel Galli, filósofo, psicólogo, ensayista y artista uruguayo residente en Montevideo y Oslo; y a Roberto Fernández, destacado arquitecto e intelectual argentino, ensayista, autor de varios libros y actual director del Doctorado en Arquitectura de la Facultad de Arquitectura Diseño y Urbanismo de Montevideo. Otra significativa parte de los recursos es necesaria para dar respuesta a 6 meses de permanencia de la exposición en Venecia y el resto se destinó al montaje de una instalación materializada por los propios autores de la propuesta.

La instalación
Se ofrece un espacio de extrañamiento, un velo y dos lecciones de vida que intentan provocar al visitante hacia una lectura activa de la instalación, puesta en relación con los textos que REBOOT presenta en su catálogo, devenido hoy, un libro de ensayo sobre arquitectura. (http://www.fadu.edu.uy/tallerdanza/reboot/actividades/2-lecciones-de-arquitectura-catalogo-completo)

En el intento de lograr un espacio de silencio y reflexión, a primeras vistas, el pabellón ofrece la entrada de un túnel (sustracción) y una montaña (adición) que operan como metáfora a los dos ejes articulantes del discurso propuesto. Este espacio de extrañamiento, se complementa con voces emergentes que desde el hueco reflexionan sobre el sentido de la arquitectura desde el propio pabellón.

Detrás, un frente mural retroiluminado que por su materialidad deja entrever matices de vida, invita a un atravesar para indagar, descubrir, comprender o sencillamente activar “un pensar” en favor de discernir si lo que se está proponiendo contribuye –o no– a diluir esa anestesia, a la que refiere Perec en torno a la cotidianeidad.

Detrás del velo, la instalación propone alegorías representadas por dibujos y escrituras, realizadas con grafo, a mano -sin más recursos que las capacidades conjugadas de los montajistas- para dar sentido a la propuesta desde un abordaje metacognitivo e integral.

Acciones convocantes
Los primeros dos días (momentos en que la Bienal aún permanecía cerrada al público general) se invitó a los curadores, comisarios, montajistas y equipos de trabajo de los demás países, miembros de la prensa especializada y a sus invitados directos a intercambiar objetos de los otros Pabellones por tierra envasada al vacío sacada del suelo del Pabellón Uruguayo. Esta acción, realizada en colaboración con el colectivo de Arquitectos y Artistas ATI de Roma tenía como objetivo generar empatía con nuestro Pabellón, dar a conocer su propuesta y compartir su mensaje simbolizado en la tierra de su suelo, a la vez de invitar a los otros participantes a “Reportar desde la Bienal de Venecia” para Uruguay.

Esta acción performática tuvo gran aceptación del público y se desarrolló con éxito en los días 25 y 26 de Mayo. Dado el impacto favorable, y la repercusión mediática resultado de la experiencia –que lograron situar a Uruguay dentro de los 10 pabellones que el visitante no debía perderse en su pasaje por la Bienal según la prensa local– el día 27 de Mayo se desencadenó un sorprendente proceso de participación del público, con una afluencia de “reportes” a cambio de “nuestro suelo” que nos alertó. Por un lado nos puso a reflexionar sobre las necesidades del público en este tipo de eventos de devenir actores y dejar de ser meros espectadores; y por el otro nos obligó a tomar acciones de contingencia frente lo que no podríamos dar respuesta cuando la muestra se abriera al público general el día 28 de Mayo. Así, se convocó a los curadores de los pabellones involucrados para verificar el estado del archivo y validar las aportaciones para el envío a Uruguay, y se dio por finalizada la acción performática que nos permitió construir un “reporte (breve) desde el frente” mediado por la alteridad.

Este tipo de mega-evento disciplinar global tiene sus propias lógicas y códigos comunicativos y tenemos la convicción de que es en la reflexión constructiva y colectiva sobre las experiencias recientes en donde podremos encontrar las claves para acumular el conocimiento que nos permita más y aún mejores participaciones en el futuro próximo.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas