2.2.2017

Conozcan a Calvin Fung y Joseph Mwaisaka, ganadores del Concurso Laka 2015

Recientemente hemos oído hablar de la edición 2016 del Concurso Laka, que sido un éxito. Arqa investiga las carreras y los procesos seguidos por los galardonados de la edición anterior del Concurso Laka.

Ganadores del Concurso Laka 2015
• Calvin Fung:
1º premio, “La arquitectura fluida” > https://lakareacts.com/competition/winners/1st-prize/
• José Mwaisaka: 2º premio, “Alvéolo”> https://lakareacts.com/competition/winners/2nd-prize/

Les hicimos una serie de preguntas, con el fin de proporcionar información a nuestros lectores:

¿Cómo surgió la inspiración? ¿Del análisis del contexto, una experiencia personal o algo más?

C.F.: El actual contexto de cambios acelerados y la personalización, obligan a reflexionar acerca de la cuestión de cómo la arquitectura podría comenzar a hacer lo mismo. He considerado muchas soluciones mecánicas y electrónicas inicialmente, pero nunca estaba satisfecho, las propuestas eran muy limitadas. Lo que estaba buscando era este material aparentemente “mágico”, amorfo, que parecía ser cosa de ciencia ficción. Entonces me encontré con esta área emergente de la investigación de materiales en Arquitectura y quedé totalmente cautivado por ella: en primer lugar por su rendimiento, pero lo que realmente me motiva es su potencial social. A través de la Inteligencia del material, que proporciona la posibilidad de la participación general y la participación del entorno individual.

J.M.: Se podría decir que se origina en los muchos matices tristes de la guerra de la arquitectura verde, que había visto proliferar en gran parte de las ciudades más importantes del mundo. Usted ve el calentamiento global extirpar la naturaleza y amenazar la vida del planeta. La solución proporcionada, casualmente se basa en el hombre que es el primer cliente. Responder mediante el diseño de orden, en un contexto donde la naturaleza es la última víctima. La arquitectura entonces, por desgracia, se convierte en la “protección”, en lugar de la lucha y la repatriación de la exuberante vegetación de nuestros predecesores. Empecé a preguntarme, ¿dónde exactamente todo salió mal? Había leído sobre Linfen y visto varios documentales con respecto a la ciudad de la prefectura y pensé que si me avocaba a orientar este enfoque radical hacia ciudades verdes y repatriación de la troposfera, Linfen sería el mejor sitio para empezar. La captura de carbono no sólo podría reducir a la mitad el coste del calentamiento global, sino también podría restaurar Linfen a la ciudad “moderna de la fruta y de las flores”: resonando con la gloria pasada. Pero la preocupación era cómo la Arquitectura reaccionaría ante este estímulo. ¿Se parecería siquiera a un edificio después de todo?

¿En qué consiste el proceso de desarrollo del proyecto?

C.F.: El proyecto surge de una exploración de la técnica y el materiales, centrándose en el proceso de mayor rendimiento. Trabajando principalmente en el ámbito físico, y examinando la forma de manejar y manipular el material; diferentes técnicas de deposición y herramientas complementarias, incluyendo sistemas neumáticos investigados, así como diferentes condiciones ambientales. La utilización de un concurso de diseño y construcción como base, la logística y cuestiones relacionadas con el despliegue fueron consideradas. Los métodos convencionales de representación y documentación también fueron un desafío durante el desarrollo. Lo que sustenta todo esto, sin embargo, fue la idea del usuario y reflexiones previas.

J.M.: El desarrollo comienza mediante la comprensión de los factores que inhiben las técnicas de purificación de aire a gran escala en las ciudades y las medidas adoptadas para frenar la contaminación en Linfen, tratando de ver una forma en la que la arquitectura (que no se conocía en ese momento), podría colaborar con las medidas adoptadas para cerrar las minas privadas débilmente reguladas. ¿Existe un marco existente que influya en el programa de un diseño de este tipo? ¿Cómo sería un programa espacial para el proceso de purificación del aire a gran escala? Y a partir de bocetos iniciales que detallan el proceso, la forma empezó a materializarse.

¿Cuáles son sus expectativas con respecto a la posible aplicación de su idea en un futuro cercano?

C.F.: De hecho, he tenido la suerte a través de otra competencia posterior, de construir la idea. Esa experiencia superó mis expectativas en términos de su recepción y el rendimiento. Cada vez que uno tiene la oportunidad de llevar el concepto a la vida real, uno enfrenta numerosos retos, pero también se pueden descubrir muchas sorpresas agradables. En este caso particular, se verificó la abrumadora componente social de este concepto, que no se ha discutido mucho. Con un mayor desarrollo espero que la gente descubra nuevos usos para este material.

J.M.: Posible implementación… bueno, Alveolo está diseñado para existir en 3 formas: Gigantua, que se asemeja a la escala de la Burj, un módulo de tamaño mediano y otro de más pequeño. Creo que Alveolo no puede tener éxito en su máximo potencial sin que las naciones jueguen su papel en la reducción del calentamiento global. Imagínese cómo las ciudades se convertirán en más saludables para las generaciones más jóvenes, si los Estados incorporaran Alvéolo. Una vez que una pieza de arquitectura se establece en este mundo en constante cambio, tal vez la alquimia arquitectónica comenzará abordando la cuestión del propósito de nuestro espacio construido. Tal vez pueda ser testigo de una nueva tipología desde el discurso.

¿Cuáles son sus pensamientos sobre el rol de un concurso, acerca de compartir y promover sus ideas?

C.F.: Con mis éxitos recientes, diría que sin duda han jugado un papel importante en esparcir mis ideas por ahí. Los concursos son una gran plataforma para probar y explorar. La Arquitectura puede ser extremadamente valiosa, pero hay muy muchas de estas oportunidades que son estratégicas, sobre las que es importante invertir el propio tiempo. La red y la operación que está en desarrollo en Laka ha extendido el alcance de las ideas. Es mucho más amplia de lo que se esperaba e incluso después de la competencia, se continua favoreciendo el diálogo.

J.M.: Me encanta y estoy agradecido por ello. Los jóvenes de hoy son el futuro de mañana y carecen de la conciencia en varios asuntos que conciernen a la mayor parte de nuestra existencia. Así que si podíamos sembrar la idea en sus mentes, necesarias para hacer frente a salvar nuestro planeta de diferentes formas, tales como Alveolo, Arquitectura de fluidos, La colmena humana, etc., y luego podría cambiar el mundo para mejor. Gracias al equipo de Laka y todos los medios por obtener estas ideas. Sin la promoción, las ideas serían sólo flotarían en el ciberespacio.

¿Qué otras áreas problemáticas percibe y desea trabajar en el futuro?

C.F.: En primer lugar,  durante el desarrollo del proyecto, me encontré pensando constantemente en aplicaciones de alivio, quizás humanitarias. Soy consciente de que esta es un área muy difícil, pero se está volviendo un problema cada vez más acuciante. Hay espacio para la innovación, pero sin duda se requiere de un enfoque sensible. En segundo lugar, en el ámbito del diseño, el trabajo ha generado un interés personal en la noción de azar y la contingencia como una fuerza significativa que puede dar forma a la arquitectura, pero está típicamente resistida por métodos convencionales de diseño. Por otra parte, la investigación cruza las fronteras disciplinarias, ya que es importante para abordar muchos de los problemas complejos. Me gustaría ver más y ser parte de estos tipos de soluciones. El concurso Laka busca ideas innovadoras que van mucho más allá de las soluciones de construcción típicas, son socialmente comprometidas, capaces de reaccionar a las condiciones impredecibles (ambientales, naturales, sociales) y proporcionar seguridad a sus habitantes. Los criterios de evaluación principal de la competencia han sido indicar un problema arquitectónico, social o ambiental para resolver, analizar con precisión y elegir una solución arquitectónica que “reaccione” y resuelva el problema indicado.

J.M.: Me gustaría explorar más en lo que hace a cambio climático y vivienda de bajos recursos. Recientemente he concluido un proyecto de tesis titulado “Espacios sumideros” que proponía una nueva instalación para un orfanato de elefantes de Kenia, generando la discusión acerca de cómo diseñar espacios para los elefantes, que reverencien la topografía y contexto. Trabajar de la mano con los cuidadores del orfanato y otros numerosos desafíos,  trajo consigo una nueva línea en la concepción, de lo cual resultó una nueva tipología. Los problemas del cambio estructural en las ciudades también ofrecen una plataforma para hacer frente a la vivienda para futuras zonas urbanas. Sí, los problemas siempre estarán allí y la Arquitectura estará allí también. Con ganas de reaccionar.

Leé el texto original en inglés > http://bit.ly/2jCPgFH

Más información > https://lakareacts.com/

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Abrir la barra de herramientas