18.4.2017

Panda House en el zoológico de Copenhague

El Zoológico de Copenhague, el Grupo BIG-Bjarke Ingels, los arquitectos paisajistas Schønherr y el MOE han colaborado para crear una nueva Casa del Panda en forma yin y yang que se asemeja a su hábitat natural con un ambiente pacífico para uno de los mamíferos más raros del mundo.

La apertura de la nueva Casa del Panda está programada para el 2018, justo a tiempo para la llegada de los dos pandas gigantes de Chengdu, China, un gesto de buena voluntad del gobierno chino después de la visita de Su Majestad la Reina de Dinamarca a dicho país en 2014.

Un espacio interior de 1.250 m2 y un área exterior de 1.200 m2 con forma circular encajan perfectamente entre los edificios existentes en uno de los zoológicos más antiguos de Europa, incluyendo la galardonada Elephant House de Norman Foster. La construcción está programada para comenzar a finales de este año, una vez que se ha asegurado el presupuesto de construcción de 150 millones de DKK.

La organización basada en ideas del Zoo de Copenhague fue clave para definir el equipo con el que queríamos trabajar en el nuevo proyecto del Panda House. Es parte de nuestro ADN permitir que todos, desde los trabajadores del zoológico, hasta los jardineros y veterinarios, influyan en el diseño y la funcionalidad de las instalaciones para asegurar el bienestar de los animales. El equipo comprendió nuestro enfoque y lo integró con éxito en el proceso de diseño para crear un hogar de nivel mundial para estos adorados pandas“, dice Steffen Stræde, Director de Zoo, Zoológico de Copenhague.

El diseño de la nueva Casa del Panda comienza con una forma circular, formada por las instalaciones existentes circundantes en la intersección de múltiples pasarelas. El Panda House está diseñado para hacer sentir que los seres humanos somos los visitantes en la casa de los pandas, en lugar de que los exóticos pandas sean los huéspedes de tierras lejanas. El hábitat constituye el entorno más libre y natural posible para sus vidas y relaciones, proporcionándoles libertad para vagar y las condiciones ideales para aparearse, uno de los principales desafíos que enfrentan los pandas en peligro de extinción.

La arquitectura es como un retrato. Diseñar un hogar para alguien es como capturar su esencia, su carácter y su personalidad en forma construida. En el caso de los dos grandes pandas, su naturaleza única y solitaria requiere dos hábitats similares pero separados: uno para la hembra y otro para el macho. El hábitat se forma como un símbolo gigante de yin y yang, dos mitades donde ambos se completan para formar un solo conjunto circular. Las líneas curvas son ondulantes en la sección para crear la separación necesaria entre ambos, así como entre ellos y nosotros. Ubicado en el corazón del parque, hemos hecho que todo el recinto sea accesible desde los 360 ​​grados, convirtiendo a los dos pandas en un nuevo punto de rotación para el Zoológico de Copenhague“, comenta Bjarke Ingels, Socio Fundador de BIG.

La Casa del Panda consta de dos niveles: la planta baja, donde el acceso a los espacios interiores se conecta por una rampa de circulación a la planta superior que conduce a un paseo a lo largo de la ladera rocosa, a través de las plantas nórdicas nativas y de un denso bosque de bambú. Todas las funciones interiores están diseñadas con un paisaje exuberante a la altura de la vista, involucrando a los visitantes con la vida silvestre e inmersos dentro de la naturaleza. Tanto los pandas como los invitados apenas notan la separación; las funciones están cuidadosamente ocultas o integradas con el paisaje, y los visitantes son libres de experimentar el ambiente natural que se mezclan en un ambiente unificado y armonioso. Al levantar la tierra en ambos extremos del símbolo yin y yang, se forma un paisaje ondulado que permite vistas directas al hábitat del panda. Además, el edificio dará a los visitantes una visión única del trabajo de los cuidadores del zoológico.

En la planta baja de la Casa del Panda se instala un restaurante, ubicado entre los elefantes y los pandas, donde los visitantes pueden comer mientras observan a los animales.

La vegetación y el paisaje en la nueva Casa del Panda imitan el ambiente natural de las pandas en la naturaleza. Es importante que el panda pueda encontrar sombra y sol, así como agua y follaje. Al crear dos bosques, un denso y exuberante bosque de niebla y un bosque de bambú verde claro, el nuevo recinto del panda le dará la oportunidad de moverse entre los dos de acuerdo a la estación y la temperatura, al igual que lo hacen los pandas en la naturaleza, donde se mueven hacia arriba y abajo de las laderas montañosas del oeste de China.

Visitá el texto original en inglés > http://bit.ly/2o2T9dQ

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas