26.1.2009

Centro Operativo en el Parque Nacional Copo

La obra es el producto del desarrollo de un programa, la interpretación de un modo de construir y la respuesta a condiciones determinantes desfavorables: clima extremadamente riguroso, crítica disponibilidad de recursos y pautas de protección que acotan los modos de intervención en el paisaje.

El Centro Operativo de Copo se localiza dentro del Parque Nacional COPO, en el extremo Noreste de la Provincia de Santiago del Estero en el límite con Chaco. El paisaje se presenta como una gran planicie con cauces inactivos y secos “paleocauces – aivales” alternado con una fisonomía forestal.

La planta se organiza a partir de una galería que vincula los programas cerrados y abiertos, desde los de mayor grado de publicidad a los más privados, con un carácter de circulación viva. Por otro lado, un sistema de sobretecho provee sombra al conjunto y permite ventilar por el espacio entre techos, impidiendo la radiación directa y evitando el calentamiento de los volúmenes. Así, se propuso un sistema de volúmenes que albergan el programa arquitectónico debajo de un techo dimensionado para recoger el agua y almacenarla en una cisterna / aljibe, que provea la cantidad suficiente para su consumo. La cisterna ubicada debajo de las construcciones que forma parte del sistema de fundaciones, recoge y almacena el agua de lluvia. Este reservorio de agua se aprovecha para agregar humedad mediante toberas de ventilación y refrescar los ambientes habitables.

En la elección de material, se optó por trabajar con madera, recurso natural por excelencia. Esto permitió ocupar mano de obra local, lo que asegura efectividad en el mantenimiento posterior. El uso de la madera del sitio es también una forma de revalorizar el recurso, actualmente utilizado como leña y carbón.

En cuanto al sistema constructivo se optó por sistemas mixtos de montaje en seco que ofrecen como ventaja la posibilidad de ejecutar en taller gran parte de la obra realizando en el sitio el montaje, lo que minimiza el tiempo de obra en el parque propiamente dicho además de ofrecer un sistema de obra “limpio”, siempre deseado dentro de los parques nacionales.

Como parte del mensaje de la Administración de Parques Nacionales a la comunidad se plantea una arquitectura despegada del suelo, simplemente apoyada o posada en él, mínimamente invasiva y respetuosa del sitio. Finalmente, a los condicionamientos anteriores se agregan pautas para minimizar el impacto visual y el tiempo de obra, ya que la obra misma implica deterioro ambiental.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas