27.1.2017

Oficinas y locales comerciales, Zac Dieppe Sud

El edificio en el Quai du Tonkin en el Puerto Dieppe está preparado para hacer una contribución real a la comunidad local y, según el alcalde de la ciudad, Sébastien Jumel, se convierte en la pieza central del "gran rompecabezas que es el sur de Dieppe".

Baumschlager Eberle Architekten ha trabajado junto a Bernhardt Curk Architectes, para desarrollar un diseño arquitectónico que refleja su ubicación y contexto.

Desde el inicio, los planes generales de esta zona crean fuertes vínculos entre la tierra industrial y el centro de Dieppe. El objetivo es producir estructuras sostenibles a largo plazo que abran oportunidades de desarrollo para la ciudad. El proyecto es el preludio de este proceso ambicioso y fue un reto importante crear una identidad de referencia en un entorno económico difícil. Baumschlager Eberle Architekten desarrolló en asociación con Bernhardt Curk Architectes, un diseño adaptado al lugar y al medio ambiente, con características que establecen una nueva identidad.

Para Ulli Grassmann de Baumschlager Eberle Architekten, “el perfil de los tejados refleja el constante movimiento de las olas en el puerto y ofrece a los peatones a lo largo del Quai du Tonkin una fachada calma“. *

Su geometría y el perfil urbano se utilizan para transformar los edificios existentes en esta antigua zona industrial, y se hacen eco de ellos. El edificio se remata con un tejado en diente de sierra y establece la ubicación con sus ladrillos blancos reflectantes, que conecta con la ciudad, mientras que al mismo tiempo, rompe con ella. El enfoque en la transparencia y el énfasis en el mantenimiento de la continuidad con el entorno ha evitado la creación de un objeto aislado y mejora de la calidad urbana de este espacio público.

A fin de que el edificio se funda con su entorno tanto como sea posible, las fachadas diseñadas en referencia a las casas de dos plantas en los muelles de Dieppe, en la planta baja sirven para usos comerciales. Las características de la fachada son verticales, creando un ritmo alternado de paneles “vacíos” y paneles de ladrillo “llenos”. La profundidad de esta fachada y su diseño de conjunto contribuyen a la elegancia de su forma arquitectónica. El proyecto ha tenido éxito en la creación de una estructura flexible y atractiva, adecuada para cualquier uso. Las áreas de planta baja comercial y las oficinas en los pisos superiores son modulares y se benefician de la calidad del patio interior.

* Extracto de la revista mensual francesa «Dieppe, Diario de bord», septiembre de 2015

Visitá el texto original en inglés en > http://bit.ly/2jm4MW5

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas