22.9.2016

Nuevo Centro Pecci de Arte Contemporáneo​,​ en Prato

El proyecto de ampliación para el “Centro per l'Arte Contemporanea Luigi Pecci” se concibe como una extensión y conexión del edificio original diseñado por Italo Gamberini en 1988.

El primer Centro de Arte Contemporáneo en Italia nació en Prato en 1988. Concebido por el empresario Enrico Pecci y donado a la ciudad en memoria de su hijo Luigi, el Centro fue construido con el apoyo de varios socios fundadores, entre ellos el Ayuntamiento de Prato, la Asociación Local Industrial, la Caja de Ahorros de Prato y un gran grupo de ciudadanos privados. Su misión fue la promoción de una sensibilidad hacia el arte emergente -tanto nacional como internacional- por medio de exposiciones temporales, actividades didácticas, espectáculos y eventos multimedia. El Centro Pecci cuenta con una colección única en Italia, con más de 1.000 obras de destacados artistas internacionales: desde Anish Kapoor a Jan Fabre, Jannis Kounellis, Sol LeWitt, así como los grandes italianos del siglo pasado como Mario Merz o Michelangelo Pistoletto.

Para asegurarse de que se le diera la obra el debido reconocimiento, en la década de 2000 el Centro Pecci decidió duplicar su espacio de exposición y, al mismo tiempo, renovar el edificio original de Gamberini, algunos de cuyos aspectos se habían vuelto críticos y obsoletos. Las obras de ampliación, financiadas por el Ayuntamiento de Prato y la región de la Toscana (a través de European Funds), se inició en 2006 y se centró en la construcción de una nueva ala con un fuerte impacto arquitectónico, conectado con el edificio original, cuyas funciones y servicios fueron reconstruidos y actualizados mientras tanto. La Embajada del Reino de los Países Bajos en Roma apoyó el nacimiento del nuevo edificio.

El complejo está situado cerca de la salida este de la autopista A11, a lo largo de la carretera que conecta Florencia con Pistoia. Un lugar de transición y de tránsito en el que el edificio existente se encuentra “como el palacio imperial en Tokio, visible para todos, pero muy inaccesible”, comenta Maurice Nio que, con esta observación, señala el objetivo principal que se propuso en el diseño: declarar la presencia del Centro, poner de relieve sus puntos de acceso -casi ocultos hasta hoy-, invitar al público a explorar sus espacios, sus colecciones, sus exposiciones. Además, el proyecto está destinado a completar y reorganizar la circulación en el Centro de Arte, refinando sus posibilidades de exposición y mejorando su uso.

Visitá el texto original en inglés > http://bit.ly/2dmiwle

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas