29.11.2016

Karlovac, acuario de agua dulce y museo de ríos

El objetivo era conformar un nuevo punto focal para la ciudad en el lado derecho del río Korana, para validar el paseo marítimo y crear una nueva atracción turística.

El acuario de agua dulce Karlovac se encuentra en un sitio de camping próximo al río Korana. El volumen del edificio está parcialmente excavado en el suelo y cubierto con terraplenes en sus bordes exteriores. El concepto del diseño fue inspirado en el centro histórico de la ciudad “Karlovac star” rodeado por muros defensivos y montículos de tierra.

Un área de la plaza pública se define por el edificio del acuario que lo rodea. Las principales rutas peatonales la interceptan en tres direcciones principales: la occidental hacia el centro de la ciudad y el paseo marítimo hacia el sur, hacia la zona vecina polivalente utilizada para conciertos y hacia el este hacia la carretera principal y el estadio. Las instalaciones del acuario están ocultas alrededor de la plaza sin alterar el valle natural de Korana.

A las tres partes del edificio del acuario se puede entrar desde la plaza: la exposición, la sala de lectura con una cafetería y los espacios de oficina. Cada pieza tiene una única fachada orientada hacia la plaza. Las fachadas orientadas hacia los bordes de la parcela son “invisibles”, sus lados traseros y tejados están cubiertos con material de tierra y actúan como parte del parque, patios de recreo y pasarelas. Los jardines verdes de la azotea “ocultan” el edificio y preservan el paisaje natural en la orilla derecha de Korana. Las tres partes del edificio pueden funcionar como instalaciones separadas o juntas como partes integrales del acuario. La plaza es el punto de partida de la exposición del acuario con una superficie de agua que simboliza la fuente del río.

La exposición del acuario muestra la flora y fauna de los ríos croatas y sus ecosistemas, la historia geológica, la cultura tradicional y la historia de los cuatro ríos de la cuenca de Karlovac. La disposición sigue el flujo de un típico río kárstico, junto con su flora, fauna y biodiversidad. La exposición comienza afuera, en la plaza y continúa dentro del edificio con un sistema de rampas que serpentean como un río hacia abajo en el nivel del sótano porque las especies específicas de plantas y animales requieren el control completo de las condiciones de iluminación para poder sobrevivir.

El diseño de la exposición muestra de forma lineal los diferentes hábitats de los ríos desde su fuente hasta su desembocadura, trazando todo su caudal. Los acuarios se colocan a lo largo, por encima y por debajo de los caminos del visitante. A lo largo de las rampas peatonales los peces se observan por primera vez desde arriba, como al caminar a lo largo del río. Luego, desde los lados, se pueden ver por debajo de la superficie del agua. Los visitantes escuchan los sonidos del río que fluye, bajando simultáneamente el sistema de rampas y siguiendo el fluir del río. Después de las cabeceras (la parte superior de un río) los sonidos se tranquilizan, los visitantes se sumergen en las cuevas que presentan especies endémicas que, en la naturaleza, se encuentran a menudo en los arroyos subterráneos. El espacio se expande, la iluminación proviene de los tanques y los visitantes pueden hacer una pausa en el área central, acostarse sobre cojines, escuchar los sonidos grabados en las cuevas y observar las especies endémicas expuestas.

Después de la cueva, los visitantes llegan a un acuario con especímenes más grandes y raras que han desaparecido de sus hábitats naturales en Croacia. El río simbólico emerge del subsuelo a la superficie. Los visitantes pueden observar los peces y las plantas acuáticas que viven en las partes más cálidas del cauce del río. Los acuarios se ven desde al lado, y luego desde abajo mientras los visitantes entran en un túnel que evoca la inmersión en un río. Después del túnel, los visitantes pasan a través de una serie de acuarios con nenúfares y juncos que habitualmente se presentan aguas abajo, en los hábitats pantanosos de un río. La exposición termina con un sistema de acuarios en cascada cuyos biotopos muestran cascadas y una barrera de travertino.

Finalmente, una escalera y un ascensor devuelven a los visitantes al hall de entrada a través de la tienda de regalos, un espacio para el análisis de los parámetros tecnológicos del agua, un centro de investigación científica y espacios de aclimatación de peces se encuentran en el centro del espacio.

Visitá el texto original en inglés > http://bit.ly/2fIma5z

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Abrir la barra de herramientas