3.3.2017

Kannikegården

Kannikegården se encuentra en Ribe, la ciudad medieval mejor conservada de Dinamarca, en la plaza principal, justo al otro lado de la catedral de la ciudad.

El volumen revestido de ladrillo simple se cierne sobre el “piso” de la ciudad para exponer una planta baja abierta con una ruina integrada de ladrillos de 1000 años de antigüedad en su interior. La ruina, así como el revestimiento moderno, trasmiten historias acerca del patrimonio cultural e histórico.

El edificio alberga funciones para el consejo de la iglesia parroquial y el personal de la iglesia. Al mismo tiempo, funciona como un marco hospitalario para eventos públicos de los ciudadanos: charlas, conciertos y proyecciones de películas.

La tarea del proyecto se enfrentó con un desafío particular: en el solar se encontraron descubrimientos antiguos de la historia danesa de los últimos mil años. Las excavaciones arqueológicas hallaron restos del cementerio cristiano más antiguo de Dinamarca que data del año 800 A.C., originarios del período de transición de los vikingos a los cristianos. Sin embargo, lo que más llamó la atención, es una ruina de ladrillos del monasterio de San Agustín que data del 1100. La ruina se integra en un espacio de exposición diseñado para comunicar las muchas capas históricas culturales del sitio.

El edificio consta de un sólo volumen oblongo con techo inclinado, apoyado en pilares preservando los hallazgos arqueológicos. El edificio se sitúa a lo largo de la plaza siguiendo los edificios vecinos de la plaza, adaptándose así a la escala circundante de la ciudad. La forma del volumen tiene una curvatura escultórica hacia el sur, para atraer más luz y aire hacia los edificios vecinos que se encuentran detrás. Aquí, un patio íntimo verde se establece a lo largo de las calles Sønderportsgade y Rykind.

El proyecto atrae varios hitos del patrimonio cultural e histórico al lugar, donde el pasado reúne al presente. Es un punto simbólico interesante que la ruina de ladrillo, en virtud de su función original como un refectorio del antiguo monasterio, es un ancestro lejano del nuevo edificio. También es interesante que la ruina de ladrillos y el nuevo edificio Kannikegården cuenten una historia del uso de la albañilería a través de un período de 1000 años. La Agencia Danesa de Cultura considera que la ruina es el fragmento de construcción mejor conservado entre los edificios de ladrillo antiguos, por lo que se considera un monumento protegido.

Obra finalista de los Premios Mies van der Rohe a la mejor arquitectura de la Unión Europea.

Visitá el texto original en inglés > http://bit.ly/2mAzwcl

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas