5.8.2015

Grigio

Una pareja que trabaja para empresas extranjeras, adquirió el lugar, en una tranquila zona residencial. Buscaban tener una vivienda que conviva con la colección de arte y el coche de uno de sus dueños, un coleccionista de arte moderno.

En contraste con la materialidad del exterior, el espacio interior es una planta en forma de L, alrededor de un patio abierto que permite la entrada de la luz natural.

La iluminación que procede de la zona seca, conectada al patio, alumbra el espacio del sótano. Allí, hay un dormitorio y una segunda sala de estar, donde la familia puede relajarse y residir como si estuviera en un café o una biblioteca. El primer piso tiene un dormitorio y áreas principales de almacenamiento, así como un garaje abierto para dos coches. El segundo piso cuenta con  un área formal de estar / comedor / cocina que se puede utilizar para entretener a los invitados, y los baños. Todas las habitaciones dan hacia el patio, para brindar privacidad.

La vista de árbol desde la ventana, crea un paisaje prestado. La luz difusa de las altas ventanas y claraboyas, formula finas fluctuaciones en la escena gris. Este espacio, que se asemeja a un pequeño museo de arte en una ciudad, también funciona como un viaje de ida y vuelta entre lo ordinario y extraordinario, al interactuar con la naturaleza, las estaciones, y los sentimientos estéticos creados por los seres humanos.

Visitá el texto original en inglés > http://bit.ly/1MaMRhq

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas