23.8.2017

Edificio Rubiq

A inicios de 2014, un buen amigo nos buscó para terminar con el proyecto que su familia había empezado hacía 15 años, edificio multifamiliar adosado de cuatro niveles, pero que por diversas razones se obligaron a paralizar, y del que quedaba únicamente la estructura de hormigón armado de las dos primeras plantas, una incipiente fachada ecléctica con rasgos neoclásicos y algunas paredes interiores de ladrillo.

El primer trabajo propuesto, luego de realizar los correspondientes estudios de ingeniería, fue despellejar el proyecto existente y utilizar solamente la plataforma estructural, un sistema aporticado, relativamente regular, de 12 x 12 m y constituido por luces aproximadas de 3 m; esto aportaría a una reducción significativa al presupuesto de obra, bastante reducido (70% del valor medio de mercado).

Acogernos a la preexistencia estructural nos planteó la primera condicionante funcional; una profundidad de luz a 6 m obliga ductos de iluminación y ventilación centrales, paralelos a los cuales se proponen los espacios de servicio y ejes principales de circulación comunal y privada, horizontal y vertical; desplazando de esta manera los espacios sociales hacia la fachada frontal y de habitación a la fachada posterior, intención única de zonificación.

El predio se encuentra sobre la principal calle del centro administrativo y comercial de la ciudad, una zona con elevada ocupación de suelo y mínimo coeficiente de permeabilidad (verde), víctima además de intenso tránsito vehicular y peatonal, ruido y publicidad. Se propone un oasis en la ciudad, un edificio de habitación al margen del estrés urbano al que se obliga por proximidad. El patio como recurso, entendido éste como espacio exterior delimitado (huerto, terraza, balcón), trabajando principalmente en la relación del espacio interno con el externo, el patio es la proyección de la habitación, para ello volvemos a emplear la ventana acordeón, diseñada por nuestro estudio años atrás en un proyecto con mismas intención (casa de verano el naranjo), elemento arquitectónico que al ser plegado o desplegado elimina todo límite físico y transforma la habitación en terraza o viceversa (percepción).

Por otro lado, el trabajo en volumen y fachada obligan más tiempo; el tramo, parte de un contexto patrimonial, la condiciona; víctima de una normativa local anticuada y sin fundamentos de intervención patrimonial, que contempla el uso de falsos históricos y parches clásicos, a la que nos negamos someter el proyecto; nos amparamos entonces en tratados internacionales y cátedras relativas, resultando una composición formal que responde a un estudio de ritmo, proporción lleno-vacío, altura y cromática.

El material es de tono neutro haciendo que el edificio pase desapercibido casi al transeúnte, el cuarto nivel (no construido) es desplazado 3 mts para unificar la altura de primer plano y dar espacio a una zona comunal, las terrazas son la proyección lineal de balcones vecinos y la carpintería de ventanas guarda proporción y ritmo con las del tramo; construcción de forma dentro de un contexto.

Con una clara tendencia en el trabajo arquitectónico del estudio, al brutalismo material, pero con intereses locales, se entiende al material de obra como material de proyecto. Un bloque de ladrillo cerámico artesanal de 26x12x08 cm, de quemado irregular, y trabajado en una pequeña localidad rural a 130 km de la ciudad (Susudel), define el carácter de los espacios; tanto en oficina y con medios digitales, como en obra a escala 1:1 se trabaja en los aparejos del proyecto, tipo 10, tipo 30, vertical, columna y tipo canasta, que son aplicados en el proyecto de acuerdo a criterios de experimentación espacial.

La obra es concluida después de dos años de trabajo; el tramo no es perturbado, la escuela local reconoce la arquitectura del proyecto, la obra es un elemento propio de la ciudad; el cliente, ajeno al oficio, formó parte de todo el proceso de diseño y construcción, satisfecho con el resultado, recorre, ordena, habita el espacio.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas