31.10.2016

Concurso Centro Cultural Pedro de Osma

Los principales argumentos para desarrollar el proyecto del Centro Cultural Pedro de Osma surgen de la interpretación de los datos del sitio y de la valoración espacial de los componentes del programa.


La intervención busca la renovación y recualificación de este sector de Barranco, proponiendo construir un hito urbano, una nueva oferta para la vida diurna y nocturna en uno de los barrios más característicos de la ciudad.

Memoria
La interacción e integración de nuevos programas sociales al espacio público, inclusivo y vinculante, serán expresión de un deseo colectivo de transformación urbana.

El Museo Pedro de Osma y el futuro Centro Cultural se localizan al sur del centro de Lima, en el Distrito de Barranco, sobre el borde costero del Océano Pacífico. El Circuito de Playas, la Avenida Pedro de Osma y la Avenida Panamericana Sur, son los tres ejes norte-sur, estructuradores del sector que delimitan franjas urbanas de marcada distinción morfológica.

Esta franja de borde presenta particulares condiciones morfológicas y ambientales y contiene usos variados: productivos, de servicio, terciarios e institucionales. Junto a estos usos, la morfología se completa con una ocupación predominantemente habitacional. Estas áreas residenciales consolidadas constituyen sectores barriales de baja densidad y altura, característicos de este sector de Barranco.

Los principales argumentos para desarrollar el proyecto del Centro Cultural Pedro de Osma surgen de la interpretación de los datos del sitio y de la valoración espacial de los componentes del programa.
 La intervención busca la renovación y recualificación de este sector de Barranco, proponiendo construir un hito urbano, una nueva oferta para la vida diurna y nocturna en uno de los barrios más característicos de la ciudad.

El proyecto propone una nueva relación del Museo y el Centro Cultural con el entorno inmediato mediante tres estrategias en la que se reconocen la ocupación de la manzana, la vialidad existente, los ejes compositivos de las preexistencias y tensiones espaciales existentes:

• La creación de la Plaza del Centro Cultural será un espacio urbano a escala distrital.

• La integración del Museo con el Centro Cultural y con el contexto inmediato, a través de recorridos y atravesamientos, en nuevas direcciones y en diferentes niveles.

• La recalificación del tramo de Montero Rosas mediante la localización de programas comerciales.

La decisión proyectual fundamental consiste en concebir el Centro Cultural como un conjunto de acciones/edificios, amalgamados por el espacio público. El todo y las partes (Museo, Centro Cultural y Hotel Boutique), podrán funcionar en conjunto y/o separados por programa y actividad.

La acción de «elevar» un sector estratégico del edificio libera suelo para generar la Plaza, espacio abierto y techado destinado al nuevo acceso, también pensado para fines recreativos y de encuentro. Su diseño es parte integral del nuevo conjunto urbano.

Frente a la lectura «introvertida» del espacio que alberga la colección del Museo, se propone un modelo «abierto» que tiene como correlato la respuesta arquitectónica del edificio y del conjunto. No se pretende ofrecer un edificio unitario, sino un conjunto edilicio que da respuesta espacial y formal al mix programático, y cuya dimensión vinculante es el espacio público.

La estrategia de respaldar lateralmente el edificio histórico rodeado de jardines con la fachada norte del Centro Cultural pone en valor su carácter de edificio patrimonial. Se expanden los usos interiores sobre los jardines, dotándolos de servicios y actividades: gastronómicas, exposiciones y eventos al aire libre.

El proyecto complementa su oferta programática con el Hotel-Boutique, cuya implantación busca la recomposición de un tramo del espacio calle y su aporte a la resolución espacial de la esquina. Este sector se encadena a la secuencia formada por el espacio público sobre la Avenida Pedro de Osma, por los jardines del Museo y por la gran plaza techada del Centro Cultural.

El nuevo edificio rescata los «espacios entre» los edificios de Museo, elaborando una relectura que los «reproduce» en clave contemporánea, generando espacios de circulación con expansiones en terrazas a nivel de jardín y en otros niveles como en los ateliers.

Como lectura de conjunto, frente al concepto de composición clásico del predominio de la masa -representado en el Museo-, se propone en contraste y equilibrio, una serie de bandejas que utilizarán como envolvente el vidrio, el cual conecta visualmente las actividades interiores. Se procura una imagen contemporánea que integra el nuevo lenguaje y la arquitectura de los edificios del Museo.

Con el objetivo de incorporar y aplicar buenas prácticas ambientales y energéticas una de las estrategias será la búsqueda de una construcción sostenible. La tecnología utilizada será determinante en el proyecto planteándose de manera integral lo referente al aprovechamiento de las condiciones y recursos naturales. Las estrategias propuestas incluirán: control de la radiación térmica, ventilación cruzada, iluminación natural, cubiertas acondicionadas.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas