21.11.2018

Claus Porto en Nueva York

Ubicada en el barrio Nolita de Manhattan, esta es la primera tienda internacional para Claus Porto, la famosa casa de fragancias y de belleza portuguesa de 131 años.

Concebido por Tacklebox Architecture bajo la dirección de Jeremy Barbour, el diseño rinde un homenaje a la arquitectura y a la artesanía portuguesas. Se insertó un arco independiente de cuarenta y dos pies de largo en la fachada de la planta baja de un edificio de principios de 1800, a una cuadra de Bowery de Nueva York, creando un portal a través del cual los visitantes pueden sumergirse en el mundo de los aromas únicos de Claus Porto y descubrir los 131 años de experiencia detrás de esta marca portuguesa.

El arco es una referencia sutil a la estación de tren de São Bento en Oporto, que se propuso por primera vez en 1887, el mismo año en que se fundó Claus Oporto, y sirve de portal a ese patrimonio cultural.
Famoso por el intrincado trabajo de azulejos que describe los acontecimientos históricos de la historia portuguesa, este centro ferroviario, con puertas arqueadas a la calle, ha servido como una puerta de bienvenida para quienes llegan a Oporto.
Las 1.500 baldosas de diamante tallado, hechas de corcho portugués, hacen referencia a la fachada de azulejos de la histórica Casa dos Bicos en Lisboa y definen un interior abovedado cuya forma hace referencia a los portales arqueados de la estación de tren de São Bento y al azulejo decorativo que bordea su sala de arribos. Como el azulejo que los inspiró, los envoltorios decorativos de los finos productos de Claus Porto, muchos de los cuales se remontan a los inicios de la marca, se llevan a cabo dentro de nichos de corcho tallado y hablan de un espíritu atemporal de artesanía e ingenio que han definido la marca con 131 años de historia.
Al ingresar a la tienda, los clientes son recibidos por un diploma enmarcado que certifica que Claus Porto recibió una medalla de oro en la Exposición Universal de 1904 en Saint Louis, el primero de una serie de objetos seleccionados a mano que conforman la galería histórica de la tienda.
Estas antigüedades ayudan a contar la historia de la marca e incluyen elementos relacionados con la tradición de Claus Porto como una casa de fragancias, la evolución de ciertos productos y patrones y la colección icónica de hombres de Musgo Real.
Un lavabo monolítico se encuentra en el corazón del espacio en referencia a la pila bautismal y como una celebración del ritual de limpieza diaria. La cuenca fue tallada en el mismo bloque de mármol de Estremoz que dio vida a su cuenca hermana en la tienda principal de Porto.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas