9.11.2015

Centro Cultural El Triángulo

El proyecto para el Centro Cultural El Triángulo, tiene como objetivo principal brindar un nuevo espacio para fortalecer las habilidades, tanto artísticas como productivas, de los niños y jóvenes con síndrome de down y autismo, que son atendidos por la Fundación El Triángulo, con el fin de construir una vida más autónoma para las personas con discapacidad intelectual.

El edificio, con un área construida en dos plantas de 1942,48 m2, se encuentra ubicado en el sector de Ponceano Bajo, al norte de la ciudad de Quito, en tres terrenos que fueron entregados en comodato por parte del Municipio de Quito. La financiación del proyecto se llevó a cabo con el aporte del Gobierno Nacional, el Municipio de Quito y varias empresas privadas.

Para la Fundación, los dos componentes más importantes del proyecto eran talleres de formación de talentos en artes escénicas y talleres de capacitación en materia de producción y comercialización de diferentes productos de panadería y repostería. Por ello, este nuevo centro cuenta con espacios para las artes escénicas y sala de danza; talleres productivos como: fábrica de chocolates, panadería y pastelería; servicios como: comedor y cocina industrial; oficinas administrativas, áreas verdes y un centro de hospedaje asistido, donde las personas con discapacidad pueden aprender a vivir con independencia.

Para nosotros como arquitectos, lo más importante era darle a la Fundación y a sus 130 niños y jóvenes con discapacidad intelectual, un espacio significativo de encuentro y reunión. Por ello, el punto de partida fue diseñar un gran atrio de ingreso a doble altura, alrededor de un árbol preexistente en el sitio. Este espacio es el corazón del proyecto y está ubicado en la esquina del terreno; desde él se distribuyen los demás espacios funcionales. En el exterior del edificio, el atrio se jerarquiza volumétricamente a través de una doble fachada de celosía de madera que cumple también una función de protección solar.

Otros elementos arquitectónicos importantes del proyecto son: el porche de doble altura y media que pone en relación al nuevo edificio con las instalaciones existentes de la fundación, ubicadas al otro lado de la calle; la rampa peatonal que se desarrolla desde el atrio, pasando por el porche y sale del edificio, salvando el desnivel de más de dos metros y medio para conectarse con el nivel de la calle lateral, garantizando la accesibilidad universal en toda la planta baja; y la pérgola que, junto al comedor, permite extenderlo al exterior y conectarlo con el pequeño jardín frontal.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas