31.8.2017

Casa Mills

Mills es una extensión a una casa de un nivel en Melbourne. La fachada original y dos habitaciones delanteras se mantienen. Una de esas habitaciones ha sido modificada para incorporar un estudio y un baño.

Un gran tragaluz separa la estructura original de la nueva extensión. La extensión tiene dos dormitorios y un cuarto de baño por encima de un espacio abierto de cocina, salón, y comedor.

Mills es una casa compleja, llena de ideas, sin embargo, hay dos elementos centrales: el piso es una caja de juguetes gigante; y, la fachada posterior filtra y suaviza la luz solar fuerte que antes dominaba el patio trasero.

Todo el mundo quiere una gran cantidad de almacenamiento. Estas casas tienen aproximadamente seis metros de ancho. Después de añadir paredes, pasillos, escaleras, paneles de calefacción y armarios, nos queda muy poco ancho de espacio de vida. ¿Qué pasa si no tenemos armarios en la pared? Obtenemos casi un metro de espacio nuevo en el ancho de la casa. ¿Qué pasa si nuestro espacio de almacenamiento está dentro del suelo? El espacio en el suelo a menudo se deja a los ratones y arañas. Vamos a convertir el suelo en el espacio de almacenamiento y crear el salón tan grande como sea posible sin recubrir las paredes con armarios voluminosos.

Más allá de la necesidad de almacenamiento también nos preocupa el día a día de los radicales cambios que un nuevo bebé trae. La gestión sin fin de “cosas” era la clave. La gravedad está en connivencia con su hijo y conspira a su favor. Los padres recogen constantemente las cosas, mientras los niños las tiran hacia abajo. Los niños parecen amar el dejar caer objetos sobre el piso. Todos hemos visto el juego tortuoso de un bebé sentado en una silla alta que lanza un juguete al suelo al momento en que se coloca sobre la mesa. Es lindo las primeras tres veces. Es una pesadilla las próximas 200 veces. Mientras que la gravedad entretiene al niño, castiga a los padres. El truco es trabajar con el caos de un niño en vez de tener la ingenua esperanza de que su hijo va a optar por ser ordenado. En Mills hemos hecho de la gravedad un aliado de los padres en lugar de la del niño al permitir que el suelo pueda tragar todo el lío. Hicimos una gran caja de juguetes en el suelo, usemos una escoba y barramos todo el lego en la parte superior y los lados. Se convierte en un juego para el niño, así como un nuevo escondite para jugar.

Nos gusta dar a los pasillos funciones duales. La cocina en Mills ocupa el espacio original del corredor. Por lo tanto el espacio sustancial que la cocina habría ocupado en una ubicación típica se ha utilizado como espacio habitable. Arriba, la pared del dormitorio principal puede deslizarse completamente, a modo que la habitación puede aumentar casi dos metros de longitud cuando está abierta al pasillo.

Utilizamos metal perforado en Mills. Las escaleras son difíciles, especialmente en espacios reducidos.

Hemos tratado de crear una escalera que se siente ligera como el encaje, que es difícil teniendo en cuenta las cargas vivas constantes de una escalera. La chapa de acero perforada se pliega dejando que la luz se comparta a la vez que permite conversaciones de un nivel a otro, sin necesidad de estar en el mismo espacio. Uno puede descansar cerca de una ventana del segundo piso soleado mientras mantiene una conversación con alguien abajo. Aunque se trata de una pequeña casa con numerosos espacios, hemos evitado la creación de células aisladas mediante el uso de materiales translúcidos como el metal perforado.

También hemos empleado metal perforado para controlar la luz solar. Todos queremos una abundancia de sol en nuestros hogares, sin embargo demasiada luz del sol hace que cualquier hogar sea muy incómodo. La fachada posterior de Mills se enfrenta al noroeste, por lo tanto, recibe la luz más agresiva del día. Antes de la remodelación, el propietario se había sentido muy incómodo en la parte trasera de su casa. Hemos drapeado una fachada de metal perforado blanco para la fachada trasera. La fachada refleja la mayor parte de la luz del sol no deseada en verano, lo que permite que una suave luz filtrada penetre en la casa. Las líneas entre el interior y el exterior se han desdibujado. Las paredes de vidrio de la sala de estar son desplazadas de la fachada perforada, creando un espacio al aire libre cómodo, que se siente como si estuviese dentro de la piel de la casa. La fachada se siente sólida y protectora en un día caluroso. En un día gris, al atardecer y por la noche la fachada aparece mucho menos sólida y la piel de metal se siente más como un encaje que una pared.

La sostenibilidad está en el centro de la casa Mills. Aunque el sitio es pequeño maximizamos la luz natural y el aire a todos los espacios. Las aberturas y ventanas han sido diseñadas para optimizar la ganancia solar pasiva, lo que reduce drásticamente demandas de calefacción y refrigeración mecánica. Todas las ventanas son de doble cristal. Techos blancos reducen radicalmente la transferencia de calor internamente. Una necesidad de aire acondicionado se elimina mediante la gestión activa de sombra y ventilación pasiva. Un gran tanque de agua ha sido enterrado centralmente bajo la claraboya. Toda el agua del techo es capturada y reutilizada para inodoros y para regar el jardín. Se utiliza aislamiento de alto rendimiento, incluso en las paredes de la casa original. Siempre que sea posible hemos utilizado materiales, accesorios y construcción locales. Los paneles solares con micro-inversores cubren el techo nuevo.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas