26.9.2016

Casa MD

Para producir un efecto de extrañamiento en el galpón asociado a otro destino, la casa se arma mediante la introducción de un cuerpo ajeno que lo ocupa, modela el interior, y se desarrolla en la vertical hasta hacerse visible en la cubierta como un objeto extraño.

Se trata de una vivienda unifamiliar ubicada en un predio en esquina que ocupa el interior de un pequeño galpón preexistente, que anteriormente alojaba un taller textil. El galpón en su severidad e introversión es utilizado como protección de una urbanidad muy próxima.

En ese momento nos interesaba como William Kentridge, en algunas de sus coreografías, adapta su cuerpo para configurarse en otra cosa, un tema también muy recurrente en sus grabados. Asociado a esta premisa y para producir un efecto de extrañamiento en el galpón asociado a otro destino, la casa se arma mediante la introducción de un cuerpo ajeno que lo ocupa, modela el interior, y se desarrolla en la vertical hasta hacerse visible en la cubierta como un objeto extraño. De esto resulta un fuerte contraste entre un exterior severo pautado por el galpón resignificado y una interioridad fluida que se resuelve en sección en un mundo autónomo e introvertido.

La planta baja destinada a alojar los espacios comunes –estar, comedor, cocina- se deja totalmente libre y se abre a un patio interior ubicado al fondo. Esta se encuentra únicamente pautada por un solitario pilar en forma de V invertida y la llegada de la escalera al suelo. El nivel intermedio, que aloja el dormitorio de Lola y un estudio, se arma como dos brazos apoyados en el pilar anteriormente referido balconeando sobre la planta baja en una secuencia pautada de espacios a doble altura. El nivel superior, que contiene el dormitorio de los padres, se apoya sobre los muros del galpón existente y se abre a una azotea terraza que hace las veces de jardín. Los tres niveles se vinculan por una escalera continua realizada en madera que en su monumentalidad contrasta con la pequeña escala de la casa.

Desde el exterior los ásperos muros de revoque del galpón contrastan con el volumen negro que asoma por sobre la cubierta.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas