26.10.2018

Casa Golf

Con la premisa de un empresario cuyo mayor hobby es jugar al golf, se proyectó una casa donde se explora la composición con volúmenes y sus materialidades, lo pesado y lo liviano, lo cerrado y lo abierto, generando de esta forma un diseño de mucha simpleza y belleza en sintonía con el paisaje.

El proyecto se implanta en Escobar, en un entorno con vistas a una cancha de golf y a una laguna, un paisaje moldeado por el hombre, pero de fuerte presencia de la naturaleza, la cual nos invita a crear arquitectura y atmósfera teniendo como principales conceptos: la naturaleza como elemento generador de espacio, el vacío, la difuminación de los límites, el paisaje, los materiales nobles, la belleza.

Acerca del programa, el mismo se encuentra dividido en dos plantas. En la planta baja se ubica un programa de carácter publico, para una intensa vida social, con ambientes integrados y amplios. También cuenta con un escritorio para cuando las jornadas de trabajo se extienden en la casa, así también como un lugar de estudio para los más chicos. En cuanto a la planta alta, en ella se ubica el programa privado, donde se encuentran los dormitorios y sus correspondientes baños, como así también un living familiar.

La morfología de la casa se resuelve cerrándose hacia el frente con un gran basamento de hormigón, y se desmaterializa hacia el contrafrente, resolviendo así la gran apertura visual de los ambientes principales hacia la cancha de golf, generando diversos encuadres que enfatizan la mirada del usuario.

Un volumen en contraposición en color blanco apoyado en este basamento actúa como un gran mirador, el cual nos permite contemplar desde la altura el horizonte y enmarcar el paisaje.

Se pensó cuidadosamente la creación y distribución de cada espacio. Cada secuencia e imagen son parte de un recorrido arquitectónico. Desde el comienzo del recorrido, el acceso, que te recibe y te invita a ingresar, pero a su vez te invita a una pausa, hasta culminar en los ambientes que abren sus visuales y encuadres a la cancha de golf.

Como uno de los principales materiales de la arquitectura, la luz fue utilizada en este proyecto como elemento generador de atmósferas. Partiendo por una iluminación sutil gracias a claraboyas ubicadas en el acceso, pasando por diversas atmósferas gracias a sus ventanas estratégicamente ubicadas, hasta culminar en una iluminación más intensa generada por las ventanas que se ubican en el contrafrente.

Por medio de la utilización de materiales en su estado puro, como es el hormigón, la madera y el vidrio, lo que permite la creación de espacios únicos gracias a su calidez, así como un muy bajo mantenimiento, fue pensada la materialidad de la casa.

La sustentabilidad se trabajó esencialmente desde el diseño bioambiental por medio de una implantación teniendo en cuenta las orientaciones y el dinamismo del sol y los vientos, la iluminación natural en todos los espacios y una ventilación cruzada que permite mantener el confort térmico de una forma natural.

Asimismo, una cubierta verde con vegetación nativa con todos los beneficios que conlleva nos permite la reducción de superficies pavimentadas, la producción de oxígeno y absorción de CO2, evitar el recalentamiento de los techos, reducir las variaciones de temperatura del ciclo día, como así también actúa como un gran aislante térmico.

Otros de los puntos que se tuvieron en cuenta, fue la reducción del consumo de agua, utilizando el agua de lluvia para posterior riego y la utilización de artefactos de bajo consumo de agua.

La elección de materiales fue realizada de forma cuidadosa teniendo en cuenta el impacto que generan en el tiempo. Los materiales nobles con poco mantenimiento resultan un beneficio inmenso a largo plazo. La durabilidad y economía del proyecto a los largo del tiempo, es fundamental en el diseño. Es importante destacar la utilización de alma de EPS como aislante térmico en todos sus muros.

Respecto a la eficiencia energética, dispusimos de paneles solares para el suministro de energía eléctrica, como así también para la alimentación de la climatización. A lo citado se agrega el correcto aventanamiento utilizando vidrios con DVH aumentando la aislación térmica. Ambas medidas adoptadas nos permiten reducir el consumo de energía.

Como resultado, el proyecto evoca un mirador para contemplar la naturaleza con sutileza en el uso de la luz y la apertura de sus visuales. La simpleza prima en todas las decisiones de diseño.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas