27.11.2017

Casa en Sangenjaya, una intervención que respeta la historia del lugar

Es una calle sin salida intercalada entre dos edificios de mediana altura a tres minutos a pie de la estación de Sangenjaya. Mirando a hurtadillas a la estrecha calle, uno descubre que el espacio se abre repentinamente al cielo y el edificio construido hace 52 años permanece en silencio en ese callejón sin salida.

El edificio había sido utilizado como una clínica del abuelo del cliente y como vivienda para la familia durante tres generaciones. Teniendo en cuenta su ubicación en la ciudad, una decisión razonable hubiera sido construir un nuevo edificio para inquilinos o un edificio de apartamentos de alquiler con un área de piso mayor, pero la familia deseaba conservar el edificio existente, que los residentes y vecinos habían amado durante mucho tiempo, en lugar de priorizar los beneficios comerciales.

Comenzamos preservando la estructura y haciendo planes para generar nuevas actividades allí, con el objetivo de eventualmente “fomentar” un lugar amado nuevamente por la comunidad. Como el cliente quería invitar a muchos amigos a la nueva casa, instalamos una pequeña galería (que el propio cliente debía manejar) en la esquina suroeste en el primer piso y su casa en el segundo piso, y conectamos ambos espacios. También decidimos que el espacio restante en el primer piso se alquilara a un inquilino, con la esperanza de que el espacio medie entre el edificio y la ciudad y que todas las actividades dentro se extendieran y se sincronizarán con las actividades urbanas.

Dado que el centro de Tokio solía tener más espacios hace 52 años, los espacios en este edificio se planificaron generosamente; la mitad del segundo piso es un amplio balcón donde se puede experimentar una sensación de libertad bajo el cielo urbano. El balcón y el “earth space” (que significa un “espacio de tierra” en japonés) median entre la zona pública (el espacio del inquilino y la galería) en el primer piso y el espacio privado (la casa) en el segundo piso, conectando todas las actividades para generar interacciones animadas en la vida diaria. El encanto distintivo de la estructura de 52 años se mantuvo lo más posible; las fachadas exteriores expuestas se mantienen tal como están, mientras que toda la infraestructura se encerró en el núcleo de servicios acabado con cartón de yeso pintado. La infraestructura se ramifica desde el núcleo principal y discurre a través del pleno sobre el techo pintado, debajo del piso elevado y detrás de las paredes pintadas para servir a las zonas públicas y privadas.

Visitá el texto original en inglés > http://bit.ly/2k16thN

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas