20.5.2015

Bodega Antinori en San Casciano Val di Pesa

El lugar está rodeado por las colinas de Chianti, con viñedos, a medio camino entre Florencia y Siena. El cliente ha hecho posible llevar a cabo, a través de la arquitectura, una mejora del paisaje y el entorno como expresión del valor cultural y social del lugar donde se produce el vino.

Los aspectos funcionales se han convertido en parte esencial de un itinerario de diseño, que se centra en la experimentación geomorfológica de un edificio, entendido como la expresión más auténtica de una simbiosis buscada. Fusión entre la cultura antrópica, el trabajo del hombre, su entorno de trabajo y el medio ambiente natural. El objetivo del proyecto consiste en fusionar el edificio con el paisaje rural. Se desarrolla en una parcela de tierra cultivada con vides, interrumpida por dos cortes horizontales que abren camino a la luz en el interior y proporcionan una vista del paisaje. La fachada se extiende horizontalmente a lo largo de la pendiente natural, con el mismo ritmo que las plantaciones de vides. Las aberturas, discretamente revelan el interior subterráneo: las oficinas, organizadas a modo de mirador por encima de la barricada; las zonas donde se produce el vino, que se disponen a lo largo de la zona inferior; y las áreas de envasado y almacenamiento, en la zona superior.

El corazón del proyecto, el lugar donde el donde el vino madura en barricas, es un espacio que se oculta, para garantizar las condiciones termo-higrométricas ideales. Una lectura de la sección de arquitectura del edificio, revela que la disposición altimétrica sigue tanto el proceso de producción de las uvas, como el de los visitantes en su ascenso desde el estacionamiento, a través de las distintas áreas, para finalmente llegar al restaurante y el piso que aloja el auditorio, el museo, la biblioteca, las áreas de cata de vinos y el punto de venta. Las oficinas, las áreas administrativas y oficinas ejecutivas, ubicadas en el nivel superior, se paseaban por una secuencia de patio interior iluminado por huecos circulares repartidos por todo el techo. Este sistema también sirve para proporcionar la luz para la casa de huéspedes y la vivienda del cuidador.

Los materiales y tecnologías utilizados evocan la tradición local, mediante la utilización de terracota y la energía producida naturalmente por la tierra, para enfriar y aislar la bodega, creando las condiciones climáticas ideales para la producción de vino.

Visitá el texto original en inglés > http://bit.ly/1efrywT

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas