1.3.2017

Workspaces, Estudio FGM

Segunda entrega de esta nueva temporada de #workspaces en colaboración Miramama y ARQA UY. Esta vez visitamos el estudio FGM de los arquitectos Diego Ferrando, Fernanda Goyos y Daniel Martirena.

Ubicado en una casa que reformaron ellos mismos, el estudio funciona en la planta superior de la casa (lo que antes era la azotea) mientras a nivel de calle hay otras oficinas que ocupan una empresa de diseño de software, una agencia de publicidad y un estudio que desarrolla app’s.

Estos tres arquitectos estudiaron en Uruguay, Fernanda tiene una Maestría en Manejo Costero Integrado del Cono Sur especializada en territorios costeros, que le atrajo porque “tiene mucho de interdisciplinar, aprendés muchísimo a trabajar en equipo, a comprender el mundo del otro… la gestión del territorio y su planificación no son un campo exclusivo de los arquitectos, tenemos que trabajar en coordinación con otras áreas y eso te ayuda a ver un mismo problema desde diferentes perspectivas”, es una maestría de la UdelaR.

La incorporación del paisaje y el territorio es importante y es algo que nosotros valoramos mucho a la hora de encarar un proyecto. Intentamos, siempre que se puede, integrar al equipo paisajistas, arqueólogos, ingenieros ambientales… cuando hacés un abordaje de proyectos de cierta escala está bueno contar con esas otras miradas”. explica Diego.

¿Cómo eligen los proyectos?
Diego: Por un lado están los proyectos donde te llaman para hacer un encargo puntual, ahí no es que elegimos el proyecto pero si intentamos tomarlo como una oportunidad para volcar los intereses que tenemos como estudio y explorar/investigar determinados temas o ideas.

Otra veta del estudio, que es fuerte y es algo que nos caracteriza es que nos presentamos mucho a concursos de diseño arquitectónico (y les va muy bien, vean su web!). Cuando decidimos a presentarnos a un concurso lo estudiamos bastante previamente, lo evaluamos mucho porque es una inversión de tiempo, de dinero, de todo…

Intentamos que al elegir esos concursos exista una posibilidad real de que si se aprueba el proyecto se construya la obra, porque hay muchos llamados que son “concursos de ideas” pero que quedan en eso no más… en una intención, un proyecto.

El atractivo de los edificios públicos es que tienen un montón de desafíos que son interesantes para trabajar, desde su posicionamiento en la ciudad, el uso, la escala, materiales, cómo debería ser la lectura… qué debería transmitir ese edificio a la ciudadanía. Por ej. uno de los concursos que ganamos fue el de la Torre Ejecutiva, y ahí lo primero que se nos ocurre preguntar es: ¿qué debería transmitir un edificio donde sabemos que en el 5to. piso va a estar el Presidente de la República.

¿Y qué debería transmitir?
No es que transmita un concepto de forma literal, pero si tuvimos en cuenta la particularidad de las tramas que se dan en ese enclave urbano. Dónde va a estar ubicado el edificio, que está anexo a la Torre Ejecutiva, que está el Solís a un costado y la rambla con el sol por detrás… todo eso influye en cómo va a ser percibido ese edificio. El lugar ya de por si es muy complejo, entonces posicionarse ahí con una obra nueva pedía cierta neutralidad para posibilitar el encuentro de todos esos elementos. La obra no tenía que buscar ser protagonista sino complementar ese espacio con en una clave contemporánea con su propia impronta para dar respuesta a dar las distintas situaciones que va a tener que atender.

Después obviamente, había un tema fuerte de representatividad… queríamos que pudiera transmitir un mensaje de transparencia, de empoderamiento ciudadano. Es un edificio donde van a estar representantes que elegimos todos y por eso necesita dar una idea de apertura visual, permitir una amplia lectura del espacio.

La arquitectura tal vez a diferencia de otras áreas del diseño y es que está muy condicionada a factores externos, al entorno, al uso… además hay una responsabilidad, por 10 años vos sos responsable por esa obra.

Y luego está el “derecho de habitar” de los usuarios de esa obra… hay decisiones que no dependen de nosotros, por eso la obra tiene que ser flexible para poder adaptarse y poder “aguantar” un montón de decisiones ajenas a la idea original, como por ej: qué uso le doy, qué muebles pongo desde las cortinas a los aires acondicionados pasando por los muebles, alfombras… cantidad de personas que lo habitan, etc.

Nosotros hacemos una especie de “manual” o recomendaciones de uso, que pueden ser tomadas en cuenta o no, pretende ser como una guía de sugerencias para un mejor funcionamiento del edificio. Algunas son bien técnicas que hay que seguirlas para que el edificio funcione y otras son de un orden más estético que pueden seguirse o no según las decisiones de quién se va a encargar de habitar esa obra.

Pero volviendo a los concursos, más allá de este caso puntual, un concurso además implica tener un tiempo acotado e intenso – de 2 a 3 meses – para desarrollar el proyecto y ser consciente de que estás compitiendo con otros estudios, entonces la propuesta tiene que tener elementos que la puedan posicionar en el mejor lugar ante el resto de ideas.

¿Una obra favorita?
A veces los más queridos no son los grandes proyectos, sino los que llegan en un buen momento, donde podemos disfrutarlos, meternos en el tema, investigar… Un ejemplo fue el concurso de la Bibioteca Daniel Vidart.

A veces las grandes satisfacciones son los pequeños logros del día a día, por ejemplo resolver una entrada de luz, una escalera… La escalera del estudio fue uno de esos casos, nos decían que estábamos locos… pero empezamos a trabajar con el herrero, a ver las medidas, el espesor de la chapa, cómo se plegaba y al final lo conseguimos. Ahora vienen los colegas al estudio y dicen: mirá, lo lograron!

Eso depende mucho del tipo de cliente, un buen cliente no es el que te contrata para que le pases en limpio el dibujo de la casa que quiere hacer, sino el que te da la confianza para resolver un problema de vivienda. A veces se interponen otros temas, no sólo el económico, sino la ansiedad o el tamaño/la importancia de la obra donde intervienen otros actores y vos no tenés tanto control sobre la totalidad de la obra.

¿Hace cuánto trabajan en este espacio?
Casi un año en esta casa y seis años como estudio formalmente hablando, antes de eso trabajamos mucho tiempo juntos, aunque cada uno estaba por su cuenta haciendo otras cosas nos juntábamos puntualmente para proyectos específicos. En un momento ganamos un par de concursos y esa fue la oportunidad para armar nuestro propio estudio.

Tipo de vivienda: casa
Barrio: Pocitos

¿Cúal es su mejor hora para trabajar?
La mañana temprano o sino a última hora de la tarde cuando todo está más tranquilo y ya no suenan los teléfonos.

¿Qué es lo mejor que tiene el espacio?
Nos gusta mucho esta situación de estar al nivel de la copa de los árboles, y que sea una planta abierta donde trabajamos todos, así bien horizontal.

¿Qué les falta?
Un pizarrón.

¿Hay algún objeto fetiche del estudio?
Fernanda: Cuando hice el viaje de arquitectura, resulta que en China se me rompió mi reloj pulsera, entonces compré este reloj de Mao que terminó acompañándome todo el viaje y era el despertador de todo el grupo. Además me trajo suerte y por eso lo conservo.

Una ciudad, una obra y un arquitecto
Diego: Una ciudad Barcelona, o Basilea. Una obra y arquitecto: Las termas de Vals, en Suiza, de Peter Zumthor.

Fernanda: Una ciudad Paris. Para variar un poco voy a decir una mujer, Sejima y una obra la casa Fansworth de Mies Van der Rohe.

Daniel: Una ciudad Tokio. Una obra y un arquitecto: Museo de los niños, Japón de Tadao Ando.

Más información > http://miramama.com.uy/2017/02/workspaces-estudio-fgm/

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Abrir la barra de herramientas