3.7.2006

El Premio Europeo del Espacio Público Urbano

Por Fredy Massad y Alicia Guerrero Yeste publicado en ABC de las Artes y las Letras.

A lo largo de la Historia, los arquitectos se han visto tentados a planificar la ciudad desde una actitud megalómana, proponiendo recomenzar su totalidad o algunos de sus fragmentos desde la tábula rasa, condicionados por caprichos visionarios y modas ideológicas en boga. Hoy, especialmente en Europa, es preciso comprender que las macro-intervenciones trazadas desde la planimetría han sido responsables de grandes fracasos.

El enfrentamiento del arquitecto a la intervención directa sobre el tejido de la ciudad consiste en reaccionar ante ella para alcanzar parámetros de trabajo que le permitan dialogar positivamente con la energía instintiva que hace mutar descontroladamente el corpus urbano y encauzar así su tensión, dotarla de capacidad de desarrollo con sentido y funcionalidad para sus habitantes. Por esto, la acción urbanística actual se inclina hacia la generación de proyectos de intervención urbana a una escala abarcable desde la que se regenere paulatinamente el tejido de la ciudad, mejorando áreas obsoletas desde lo próximo y lo concreto. Acciones que se ejercen desde el manejo de la multidimensionalidad del hecho urbano, desarrolladas desde la cercanía de la sensibilidad del lugar y no desde la lejanía del plano.

Instaurado en 2000 con el objetivo de subrayar la importancia del espacio urbano, el Premio Europeo del Espacio Público Urbano que convocan el CCCB, el Institut Français d?Architecture (París), The Architecture Foundation (Londres), el Nederlands Architectuurinstitut (Rótterdam), el Architekturzentrum (Viena) y el Museum of Finnish Architecture (Helsinki) reconoce bienalmente proyectos que han contado con la inversión de administraciones públicas para fomentar su creación, conservación y mejora. Más ciudad. Una intervención sobre el frente costero de Zadar (Croacia), del arquitecto Nikola Basic, y la rehabilitación e incorporación del espacio bajo las columnas que sostienen el tramo de autopista que cruza la localidad holandesa de Zaanstad, de NL Architects, han sido los proyectos premiados en la edición de año, junto con el reconocimiento al proyecto colectivo ZwischenPalastNutzung/ Volkspalast, en Berlín, que propone el aprovechamiento de una gran estructura pendiente de demolición para la realización de actividades culturales. En los tres casos, se trata de crear espacios que amplían el territorio de la ciudad dentro de sus propios márgenes mediante operaciones que no suponen una modificación dramática de su estructura, sino que consisten en la integración o reintegración al cuerpo urbano de elementos desmembrados de éste.

Inspirada por una romántica visión del poder de la naturaleza, Morske Orgulje (“Órgano del mar”), la obra de Nikola Basic, crea una zona de paseo que surge a partir de la construcción de una estructura escalonada a la orilla del mar que bordea la península donde se encuentra la ciudad, y recupera para sus habitantes un enclave marítimo que, hasta la fecha, se había mantenido abandonado pese a que, paradójicamente, ofrece la mejor perspectiva para contemplar la hermosa puesta de sol de Zadar. Esta estructura incorpora en su interior un mecanismo de tubos que transforma en sonidos el aire empujado por las olas, transformando la estructura arquitectónica en una suerte de gran instrumento musical cuya melodía impredecible suena incesantemente. Basic crea así un nuevo espacio que conecta la ciudad con el mar, y, mediante el estímulo sensorial que ofrece, incita al establecimiento de una interacción compleja del individuo con ese entorno: una experiencia estética única que surge entre ese límite de lo urbano y lo natural.

Bajo la autopista
El proyecto A8ernA, que NL Architects llevaron a cabo en el monumental espacio vacío bajo las columnas de la autopista A8, sutura el brutal corte que su paso causa sobre el tejido de Zaanstad. En colaboración con las instituciones locales, los arquitectos actuaron como activadores de las necesidades e intereses expresados por la población vecina para transformar esa «gran catedral horizontal» en un entorno urbano que ahora es usado fluidamente al acoger numerosas instalaciones lúdicas para todas las edades, lo que ha activado el uso de una zona hasta hace poco degradada y baldía.

Aprovechar un símbolo
ZwischenPalastNutzung/ Volkspalast es el nombre del emprendimiento colectivo que ha culminado con el reaprovechamiento del «esqueleto» del Palast der Republik, metamorfoseando la imponente estructura desnuda de un edificio que en su momento fue simbólico para Berlín y que -afectado de asbestos- debió ser desmantelado y aguardar sine die su derribo, para recuperarla como entidad preeminente en la vida de la ciudad. Un espacio cuya belleza es dura e inquietante, rehabilitado para la celebración de actos culturales mientras se decide el futuro del lugar. Volkspalast ha supuesto para los arquitectos no sólo intervenir en la estructura física, sino también coordinar la red de instituciones oficiales y privadas involucradas en la financiación y activación de este proyecto, cuya finalidad es asimismo enfatizar la significación del lugar y su vínculo con los berlineses, planteando con especial claridad que el rol del arquitecto como urbanista en la ciudad contemporánea consiste en ejercer de agente social antes que de constructor. Crear nuevas zonas con arraigo en el carácter local, inventar estrategias de reutilización, recuperar y reinterpretar la memoria histórica y la expresión tradicional, rechazando la aplicación de elementos protésicos despersonalizadores, que desfiguran y suprimen las particularidades que conforman cada identidad única. Esta edición del Premio Europeo del Espacio Público Urbano ha reconocido actuaciones fundamentadas que subrayan la importancia del espacio público en la identidad cultural europea y que hacen patente el interés de los arquitectos-urbanistas por explorar la complejidad y riqueza individual de ciudades y pequeñas localidades del viejo continente para concebir acciones que contribuyen al desarrollo y fortalecimiento de su vigencia.

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas